General

Reloj inteligente de Apple

0

ESTADOS UNIDOS. (Redacción).- Apple parece estar trabajando en un reloj inteligente de pulsera que bien podría estar inspirado en los utilizados por el detective Dick Tracy. Según publicaba este domingo The New York Times, la compañía de la manzana experimenta un reloj que bajo el nombre de iWatch se conecta a internet y funciona con el mismo sistema operativo del iPhone y del iPad, el iOS.

El periódico estadounidense avanzó que el dispositivo está hecho de cristal curvo. Algo que encajaría con otra información previa de diciembre, en la que se dijo que Apple e Intel estaban trabajando en un reloj que tendría una pantalla oled de 1,5 pulgadas, y que se conectaría al iPhone vía Bluetooth.

  Aunque Apple no ha querido comentar la noticia, el estreno de un reloj con la marca de la manzana no sería extraño, pues la consultora Juniper Research ha asegurado que 2013 será el año del boom de la llamada tecnología para vestir (que puede adoptar forma de gafas, relojes o ropa, entre otras) y que este mercado podría tener un valor de 1.500 millones de dólares.

Seguramente por ello, Apple no está sola trabajando en esta dirección y otras compañías ya han lanzado relojes inteligentes, como Sony, que vende por 129 euros su Smartwatch con pantalla led táctil, que funciona con móviles Android, o el proyecto Pebble, cuya puesta de largo tuvo lugar este año en el CES de Las Vegas.

Este hipotético movimiento de Apple, que buscaría llevar a la compañía a nuevos mercados (como ya hiciera con el iPod, el iPhone y el iPad), se ha interpretado por los analistas como una forma de que la empresa vuelva a lanzar algo “significativamente nuevo”, como publicó The Guardian, para quien el último lanzamiento revolucionario de Apple tuvo lugar cuando estrenó el iPad en 2010.

Productos más rentables   Apple, castigada en Bolsa (sus acciones han caído un 33% desde septiembre), necesita sorprender con productos que sean suficientemente rentables como para frenar la caída de márgenes, y el reloj podría ser uno de ellos, dijo ayer a Bloomberg Poonam Goyal, analista de Bloomberg Industries.

Esta explicó que un reloj con estas características (haría llamadas, accedería a la web y proporcionaría servicios de localización) podría venderse por menos de 200 dólares.   Otro analista de ABI Research, Michel Morgan, cree que Apple podría vender millones de relojes y generar un margen del 50%, el doble del que podría ganar con un televisor o un teléfono de menor precio que el iPhone (dos productos que se rumorea podría lanzar la empresa de Tim Cook). Algo muy importante para la compañía que ha visto cómo en el último trimestre su margen bruto se situaba en el 39%, muy por debajo del 45% registrado en el mismo periodo del año anterior.

Una situación provocada por la introducción de productos como el iPad Mini, con mayores costes y menores precios que los modelos de iPad anteriores.

Además, esta magnitud podría situarse entre el 37,5% y el 38,5% en este trimestre, frente al 47% del mismo periodo de 2012, según reveló Apple en la presentación de resultados el pasado mes. Un hecho que, según analistas consultados por Bloomberg, podría llevar a Apple a crear un sistema de pagos propio, que le dé mayores márgenes en la venta de aplicaciones al evitar a las empresas de tarjetas de crédito.

La firma también se podría acelerar la frecuencia con la que lanza productos y alargar la vida útil de sus equipos antiguos. Algo que podría complicar, dicen, la fórmula exitosa de Apple de vender solo unos pocos productos en grandes volúmenes. Al final, Tim Cook tendrá la última palabra. Eso sí, será bajo una mayor presión de los inversores.

En caso de que no estuvieras enterado, en estas dos últimas semanas han abundado los rumores en la prensa tecnológica sobre la computadora del tamaño de un reloj de pulsera que Apple podría o no estar preparando para lanzar al mercado, el barullo culminó el pasado fin de semana con un par de artículos publicados por el New York Times y el Wall Street Journal, dos de los medios más socorridos para filtraciones de Apple provenientes de la propia compañía.

La idea es que un dispositivo de muñeca se sincronizaría con tu smartphone y te ahorraría la molestia de tener que buscar en tu bolsillo para ver la hora, ver quién te ha enviado mensajes de texto, encontrar una dirección, etcétera. El Times – citando fuentes anónimas – informó que Apple está desarrollando un smartwatch o reloj inteligente basado en el ultradelgado y flexible vidrio Willow Glass de la empresa Corning. El diario agregó que la compañía ha estado conversando con Foxconn -su principal fabricante asiático- sobre la construcción de tal artefacto.

No tengo conocimiento interno de lo que Apple prepara, pero supongo que cuando el río suena, probablemente agua lleva.

Pero ¿por qué ahora? ¿Por qué estas filtraciones aparentemente coordinadas en el Times y en el Journal?

Tengo cinco teorías, que planteo en el orden de menos a más en cuanto a probabilidad:

1. Para desviar la atención de Google Glass. El 29 de enero, Google dio una sesión informativa secreta para desarrolladores sobre cómo escribir aplicaciones para un tipo diferente de ordenador portátil: uno que te da la información a través de una pequeñísima pantalla ubicada por encima del ojo. Tal vez. Sin embargo, Apple es una empresa muy insular que no suele reaccionar tan rápidamente a lo que la competencia está preparando.

2. Para impulsar el precio de las acciones de Apple. Wall Street castigó a Apple en otoño luego de que Tim Cook prometiera una serie de nuevos y emocionantes productos y entregó solamente mejoras incrementales de su existente línea de productos. Un iWatch puede ser justo lo que necesita para demostrar a los inversionistas que Apple no ha perdido su toque disruptivo. Puede ser, pero ¿desde cuándo a Apple le ha mortificado tanto el precio de sus acciones?

3. Para desviar la atención de iTV. Desde hace varios años se ha asumido que el próximo objetivo disruptivo de Apple sería la industria de la televisión. Pero eso es difícil de lograr si Hollywood no colabora. Apple podría obtener márgenes de beneficio mucho más altos de un smartwatch sin tener que negociar ningún complicado acuerdo de contenido. Todo esto es cierto, pero ¿por qué elegir este momento para romper la regla de Apple sobre no discutir los productos que todavía no se anuncian oficialmente?

4. Para desviar la atención de la distribución de efectivo. Las castigadas acciones de Apple protagonizaron una modesta racha alcista la semana pasada ante informes que sugerían que la empresa estaba a punto de repartir entre sus accionistas parte de sus 137,000 millones de dólares en efectivo excedente. Si ese pago es retrasado, o es inferior a lo que los inversionistas esperan, Apple podría querer suavizar el golpe. Pero una vez más, ¿desde cuándo le preocupa tanto a Apple lo que piensen los inversionistas?

5. Para frenar la  galopante especulación sobre el iWatch. Si lees el artículo publicado la semana pasada por Bruce Tognazzini, antiguo diseñador de interfaz para Apple, podrías pensar que no hay nada que este reloj no pueda hacer. Su versión de un iWatch es que es un artefacto que sabe todas sus contraseñas, tiene un chip NFC para efectuar pagos móviles, monitorea tus signos vitales, sabe cuánto has caminado y cuántas vueltas has nadado, puede encontrar tus llaves del coche perdidas, pronostica el clima, corrige lo que está mal en Apple Maps y mucho, mucho más. La mejor parte: Nunca tendrás que quitártelo para recargarlo porque sus baterías se renuevan a través de las ondas radiales. Apple podría muy bien querer advertirnos que sus planes para el iWatch son bastante más modestos.

redaccion

México, líder en innovación para el desarrollo agrícola

Previous article

“Tercer Desfile del Carnaval de Veracruz 2013”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in General