Internacional

Bebé Chino sale del Hospital

0

Hangzhou, China. (Redacción).- El bebé que fue rescatado de una tubería en China después de que su madre le diera a luz en el inodoro ha salido del hospital, donde ha estado en una incubadora y será cuidado por sus abuelos maternos. Su madre no afrontará cargos por el suceso, que la Policía ha decidido tratar como un accidente y no como un hecho delictivo, como había apuntado inicialmente.

El episodio ocurrió el sábado cuando su madre, soltera y de 22 años, tuvo al bebé en secreto en un sanitario del bloque de viviendas en el que reside. El padre de la criatura, según explicó, se había desentendido del embarazo y ella decidió no abortar porque no tenía dinero para pagarlo.

Decidió ocultar su gestación, para lo que vistió ropas anchas. Su versión es que el niño se escurrió al salir del vientre y cayó en la tubería. Tras intentar sacarlo, y temerosa de que se descubriera que ella era la madre, avisó al casero de la vivienda sobre la presencia del bebé y este a su vez alertó a los servicios de emergencia.

El pequeño fue liberado dos horas más tarde, después de que fuera trasladado al hospital aún enganchado en la sección de tubería, de 10 centímetros de diámetro. Los bomberos y los médicos rompieron el tubo trozo a trozo para extraer al pequeño, de 2,8 kilos y que aún estaba unido a la placenta.

En la operación sufrió algunos cortes y arañazos en la cara y las extremidades.   El suceso generó multitud de comentarios en las principales redes sociales del país, donde se han multiplicado las ofertas de ayuda al pequeño. Algunas organizaciones de derechos humanos en China denuncian la falta de educación sexual en el país.   Las familias chinas padecen una gran presión social y financiera, debido a la política del hijo único, que impone multas muy altas para aquellas parejas que decidan tener más de un descendiente. Asimismo, los bebés nacidos fuera del matrimonio suelen ser abandonados para evitar el estigma social y la presión financiera de criarlos.

La caída de un bebé recién nacido en una tubería de desagüe la semana pasada en la provincia de Zhejiang habría sido un accidente, pero la policía confirmó el miércoles que aún está investigando el caso.

El niño permaneció atrapado durante dos horas en un tubo en forma de U de tan sólo 10 centímetros de diámetro, en un edificio residencial en Jinhua, provincia de Zhejiang, el sábado. Los bomberos tardaron 10 minutos para cortar la sección del tubo donde se encontraba el bebé.

El niño sufrió contusiones en la cabeza y en las extremidades al estar atrapado en la tubería hermética durante tanto tiempo.

La madre soltera, de 22 años, residente del condado de Pujiang y cuyo nombre no ha sido dado a conocer, fue encontrada el lunes por la noche, según la policía local, y se convirtió en sospechosa por tener sangre en su ropa.

La mujer, que alquila la habitación donde cayó el bebé, habría dicho a su casera que llamara a la policía porque escuchaba el llanto de un bebé que provenía de la tubería, dijo Zhang Jianbo, un oficial de la comisaría local.

Dijo que no había arrojado al bebé a propósito, dijo Zhang.

“Dijo que sitió un dolor repentino y fue al baño cuando el bebé salió y cayó en la tubería del desagüe”, dijo el oficial de policía. “Ella trató de sacarlo, pero no pudo. Dijo que no tenía dinero para criar al bebé y por eso había guardado silencio cuando fue rescatado”, agregó.

La mujer no está casada y se desconoce quién es el padre. Zhang dijo que la policía todavía está investigando el caso y su castigo será decidido después de que se concluya la investigación.

Pandong Chen, director de la oficina administrativa del Hospital Popular de Pujiang, dijo que el bebé está tomando 30 ml de leche al día.

Asimismo señaló que una tomografía computarizada mostró una sombra en el cerebro del bebé, posiblemente causada por la hipoxia, debida a la falta de oxígeno, pero aún no está claro si el trauma y las lesiones que el bebé sufrió conducirán a las problemas de salud adicionales.

El bebé permanecerá en el hospital mientras la madre se encuentra bajo investigación.

De acuerdo con el Código Penal, cualquier persona que se niegue a apoyar a un anciano, un enfermo, un menor de edad o cualquier otra persona que no pueda vivir de forma independiente, si las circunstancias son flagrantes, será condenada a una pena de prisión de más de cinco años de detención no penal o vigilancia pública.

Es posible que la mujer haya violado el Código Penal en este sentido, de acuerdo con Ruan Fangmin, profesor de jurisprudencia penal en la Facultad de Derecho de la Universidad de Guanghua en Zhejiang. Sin embargo, dijo, también es posible que el caso sea tratado como un abandono y no como un delito.

“Como no hay una explicación específica y detallada de (lo que es) ‘flagrante’, entonces se deja a la autoridad judicial para que determine”, dijo.

redaccion

Jueves de Corpus Christi

Previous article

Lista la estrategia nacional de cambio climático

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.