Deportes

Duelo de Titanes en el Tenis

0

PARÍS, FRANCIA. (Redacción).- Rafa Nadal, séptuple ganador del Abierto de tenis de Francia y actual defensor del título, venció por 6-2, 6-3 y 6-2 al suizo Stanislas Wawrinka (N.9), este miércoles en Roland Garros, y en semifinales disputará una especie de ‘final’ adelantada ante el serbio Novak Djokovic (N.1).

Este venció por 6-3, 7-6 (7/5) y 7-5 al veterano alemán Tommy Haas (N.12), en un duelo muy apretado jugado en el court Suzanne Lenglens, disputado de manera casi simultánea. El serbio, que busca el único título del Grand Slam que falta en su palmarés, precisamente cayó en la final de 2012 ante el español.

Cualquiera de los dos que gane tendrá delante en la final ‘verdadera’ a dos serios candidatos al título, otro español, David Ferrer (N.4), quien a sus 31 años de edad está jugando de manera magistral en París, o al crédito local, el francés Jo-Wilfried Tsonga (N.6), quienes el viernes juegan entre ellos el otro duelo de la penúltima instancia.

A pesar de que el helvético se defendía bien, y hasta destrozó una raqueta en su afán de golpear fuerte, el ‘rey de Roland Garros’ le quebró el servicio en el primer y quinto juego de la primera manga (4-1). Después cerraría con marcador de 6-2 en casi 40 minutos de juego durante los que fue mucho más eficaz con su saque.

“Creo que hoy he jugado mi mejor partido del torneo hasta ahora en esta edición. Yo me sentí bien con las condiciones, en una cancha que despierta muchas emociones para mí” (…) ‘Stan’ estaba un poco cansado después de su increíble partido contra Richard (Gasquet, al que derrotó en cinco sets), que a mí me pareció el mejor partido de lo que va de torneo hasta el momento”, dijo Nadal tras su partido.

En la segunda manga, el manacorí, quien el lunes festejó sus 27 años en el mismo escenario, logró el break en el tercer juego, pero el jugador nacido en Lausana, de 28 años, le retrucó en el sexto (3-3) al primero, al cual nunca pudo derrotar en diez partidos disputados entre ellos en el circuito.

Precisamente, en el séptimo juego, Nadal volvió a hacer el break, lo que repitió en el noveno para llevarse el parcial por 6-3 tras 44 minutos de juego.

En el tercero, el balear logró quebrar el servicio al suizo en el segundo y cuarto juego (4-0). A la postre, el de Manacor cerraría el set y el partido con marcador de 6-1 en 1 hora y 56 minutos de partido con su primera bola para ganarlo.

Muchos consideran que el duelo entre el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic en semifinales de Roland Garros es una final por adelantado, y los dos tenistas afrontan mañana el último escalón para acudir a esa cita.

El español, que persigue su octavo título en París, se medirá en cuartos de final con el suizo Stanislas Wawrinka, mientras el serbio, número uno del mundo y que pugna por levantar su primera Copa de los Mosqueteros, se enfrentará con el veterano alemán Tommy Haas, el tenista de más edad que alcanza este escalón en un Grand Slam desde 2005.

Nadal, tercer favorito, parece haber dejado atrás las sombras que presentó su juego en el debut del torneo. En octavos de final, frente al japonés Kei Nishikori, se exhibió más sólido, más parecido al jugador que más veces que nadie ha ganado en la Porte d’Auteuil.

Tras dejarse ganar el primer set en cada uno de sus dos primeros partidos contra rivales muy inferiores sobre el papel -el alemán Daniel Brands, número 59 del mundo, y el eslovaco Martin Klizan, 35- Nadal derrotó en tres mangas al italiano Fabio Fognini pero sin hacer un juego brillante.

Contra Nishikori, una estrella ascendente de la joven generación, 15 del ránking, el tenis de Nadal fue de más quilates y la sonrisa tras el encuentro, con el que el mallorquín celebró su 27 cumpleaños, mostraba que su confianza había ganado enteros.

Esa mejoría, asentada en un servicio más seguro, en unos movimientos más rápidos y en una variedad de su tenis más rica, le permite afrontar con mayor optimismo la recta final del torneo.

Contra Wawrinka, el español saltará la pista como indiscutible favorito. Nadal no sabe lo que es perder contra el helvético, que ni siquiera ha ganado un set en las nueve confrontaciones que han acumulado.

En la final del pasado torneo de Madrid el suizo no pudo sumar más de seis juegos ante un Nadal pletórico. Pese a que Wawrinka atraviesa su mejor momento, al sumar este año en Estoril el cuarto título de su carrera, tres de ellos en tierra batida, el helvético tendrá que elevar mucho su nivel para derrotar al español.

Como hizo en cuartos contra el francés Richard Gasquet, al que derrotó tras un maratón de más de cuatro horas de tenis intenso, que a buen seguro le pasará factura en su duelo frente al mallorquín, pero que le abrió por primera vez en su carrera las puertas de los cuartos de final de Roland Garros.

Sobre el papel también aparece como favorito Djokovic que tiene una trayectoria opuesta a la de Nadal. El serbio se mostró intratable hasta cuartos de final, donde el alemán Philipp Kohlschreiber le ganó el primer set de todo el torneo.

El número uno del mundo se ha fijado como objetivo prioritario de esta campaña ganar el único Grand Slam que falta en su palmarés y convertirse en el noveno tenista de todos los tiempos que atesora los cuatro.

En Haas tiene a un rival correoso, que a sus 35 años atraviesa uno de sus momentos álgidos de su carrera jalonada de dientes de sierra, con altos y bajos. En 2002 llegó a ser número dos del mundo, pero dos años después estaba en el puesto 1.086 del ránking tras haber decidido ocuparse de su padre, gravemente herido en un accidente con una moto que él le había regalado.

Las lesiones perturbaron el resto de su carrera, marcada por la irregularidad, lo que no impide que Haas haya firmado cuartos de final en todos los grandes. París era el último que le faltaba.

El alemán se las sabe todas y, además, le ganó esta misma temporada en el torneo de Miami, además de en otras dos de las siete veces en las que han jugado. Djokovic le venció en 2006 en Roland Garros en el único duelo en tierra batida entre ambos.

En el cuadro femenino, la defensora del título, la rusa Maria Sharapova se afrentara con la serbia Jalena Jankovic, favorita 18, que sólo le ha derrotado en una de las ocho veces que han cruzado sus raquetas.

La otra semifinalista saldrá del duelo entre la bielorrusa Victoria Azarenka, tercera favorita, y la rusa Maria Kirilenko, duodécima. “Vika”, ganadora de las dos últimas ediciones del Abierto de Australia, ha derrotado a la rusa, que busca sus primeras semifinales de un grande, en tres de los cinco duelos que han mantenido.

redaccion

Carstens presidente del Comité Económico Consultivo

Previous article

Veladora provoca incendio en una caseta de vigilancia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Deportes