ColumnistasLic. Héctor Yunes Landa

La relación con China: oportunidad de crecimiento.

0

ARTICULISTA INVITADO

HECTOR YUNES LANDA

La ruta del bienestar para México esta trazada y la relación bilateral con China es fundamental para el éxito. La semana pasada recibimos la visita del presidente de la República Popular de China, la cual tiene muchos significados. Se puede ver como una respuesta rápida a la visita realizada en abril pasado por nuestro presidente y también que México atrae las miradas de países inversores. Su relevancia política es innegable, es la primera visita del presidente chino a esta región, pero además es la primera visita de Estado que recibe el presidente Peña Nieto.

Esta relación puede considerarse inédita ya que prácticamente estaba olvidada, a pesar que cada nación representa un potencial y amplio mercado. Sin duda la asociación estratégica con el país asiático resultará altamente rentable para nuestro país.

China es el país más poblado del mundo con poco más 1,300 millones de personas, 10 veces más que México, de ahí que represente un extenso mercado, además de interesante, ante su vertiginoso ascenso como potencia mundial. Derivado de la visita del primer mandatario chino, se espera también la afluencia turística de chinos a nuestro país, dándole un impulso a este rubro tan importante para la economía mexicana.

Con los acuerdos alcanzados entre ambos países, además de la atracción de inversiones y turismo, se prevé un mayor dinamismo en el intercambio cultural y académico, y el fortalecimiento de nuestro liderazgo en América Latina. Estamos en una posición favorable para obtener el mayor provecho y tener la oportunidad de afianzarnos como una potencia emergente y un referente mundial.

Al respecto, resulta fundamental la mención de México como sede de la cumbre de negocios China – América Latina en 2015 y la apertura de la oficina especializada en asuntos económicos bilaterales de la Secretaría de Economía, SAGARPA y Embajada de México en China, para impulsar que las empresas de nuestro país se establezcan de manera gradual en China, y acelerar el establecimiento en México de los inversores chinos.

En resumen, tenemos un gran aliado y confianza de que esta alianza signifique una etapa de crecimiento económico y de beneficios para todos.

redaccion

Clamor del arzobispo

Previous article

Mi Impulso, Iluminar a Veracruz: Ramón Poo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas