ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

Las campañas

0

Prospectiva

Por JAIME RÍOS OTERO

El problema que plantea el dirigente estatal de la organización Profesionales por México, Reynaldo Guerrero Corona, es efectivamente lo que estamos viendo los veracruzanos en este proceso electoral 2013. Hay derroche en las campañas, promoción ineficaz del voto, guerras sucias y desaseo de los partidos políticos para transparentar sus gastos y el uso de recursos públicos que son dirigidos a determinados candidatos.

A pocos días ya de que concluyan, la frialdad es espeluznante. No cuajan en la credibilidad de los electores. Hay hartazgo y los mensajes se caracterizan por el lugar común, ante el desgaste que la repetición ha producido en las promesas de cada tres y cada seis años. Si a eso se añade un Instituto Electoral Veracruzano sin credibilidad, obsesionado en favorecer al sistema priista, pues aumenta la apatía. Esto es visible en que los ciudadanos de a pie desconocemos hasta qué candidatos existen.

La incredulidad de la población, como todos sabemos, es que la gente no cree en los políticos, y tampoco los políticos creen en sí mismos, porque el Partido Acción Nacional está amenazando con abandonar el Pacto por Veracruz, en protesta por el uso de recursos públicos a favor de los candidatos del PRI.

Los puntos que critica Profesionales por México, y que son reproducidos por medios del Estado, son el excesivo dispendio económico, de dinero que se va a la basura cuando podría ser empleado para obra; la existencia de candidatos que no tienen idea de lo que se trata; la carencia de propuestas; la generación de promesas incumplibles por su propia índole, ya que aspirantes a diputados prometen obra pública; y el bajo nivel de algunos aspirantes.

También señala algo que mencionábamos aquí hace unos días, el exceso de candidatos porque hay un exceso de partidos. Existen agrupaciones que fueron favorecidas con el registro como partidos políticos por intereses específicos de altos funcionarios del Estado, y se corren los díceres de que algunas hasta llevan las siglas que son las iniciales de sus impulsores.

Las campañas para diputado les valen sorbete a los ciudadanos, que ni entienden ni quieren saber la trascendencia que tiene elegir a quienes van a fabricar las leyes que finalmente incidirán en las vidas de millones de personas; pero las de alcaldes generan mayor interés porque las personas están conscientes de que el gobierno municipal es el que tiene la responsabilidad de resolver los problemas inmediatos de carácter material.

Sin embargo, ojalá que el abstencionismo no se haga presente el día de las elecciones, porque éste siempre será un cáncer maligno con origen en diversas causas, entre ellas la falta de cultura política y la incredulidad hacia el sistema político.

Temas misceláneos

*** Este miércoles, la organización Otero Ciudadano, que dirige la contadora pública Leonor de la Miyar Huerdo, recibirá a los candidatos del PRI a la alcaldía, Américo Zúñiga Martínez; y a la diputación por los distritos urbano y rural, Ricardo Ahued Bardahuil y David Velasco Chedraui. Los integrantes del Otero escucharán la oferta política de los abanderados del PRI.

 columnaprospectiva@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

redaccion

Cardenas, abierto a debatir sobre el IP en Pemex

Previous article

El Tribunal Supremo de EE UU apoya matrimonios homosexuales

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas