Salud

Previene IMSS cáncer cervicouterino en clinicas de displasias

0

JESET ALARCÓN. Coatzacoalcos, Ver.- En las clínicas de displasias de los Hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Veracruz Sur se atiende a pacientes derivadas por las Unidades Médicas Familiares (UMF) cuyos resultados del papanicoalu practicado son sospechosos, es decir se detectó la presencia de virus papiloma humano (VPH), displasias cervicales -moderadas o severas- o cáncer in situ,  informó el ginecólogo, Emigdio Báez Lozano.

Indicó que estos padecimientos son precursores del cáncer cervicouterino, cuyo tasa de incidencia nacional en el año 2000, era de 25 por cada 100 mil habitantes; actualmente y gracias a las intensas campañas nacionales para impulsar el papanicolau, colposcopias, toma de biopsias y la prevención del VHP, la cifra se redujo a 13 afectadas por cada 100 mil mujeres; sin embargo la meta es abatirlo aún más, atenderlo en forma oportuna, pues de un diagnóstico temprano se traduce en una mayor y mejor esperanza y calidad de vida para la población.

Mencionó que en las clínicas de displasias atienden casos de lesiones de bajo grado, alto grado y cáncer invasor; estos últimos se canalizan directamente al servicio de oncología y aunque en general las usuarias que acuden al servicio son integrantes del sector productivo entre 25 y 64 años, esto no significa que las de menor de edad no lo desarrollen, de ahí la importancia de someterse al papanicolau una vez que iniciaron la vida sexual activa.

Explicó Báez Lozano que las lesiones de bajo grado pueden tener una profundidad de 1 milímetro y medio a dos, en las que se procede a un corte en el área afectada y es recomendable el seguimiento y vigilancia cada seis meses con papanicolau, y colposcopia cada dos años. En las lesiones de alto grado se procede a la electrocirugía.

Para el caso del cáncer in situ, la lesión abarca una profundidad mayor, pero aún no ha roto un barrera  llamada membrana basal, que de alguna manera es la frontera entre lo que puede ser invasor y lo que no, la dimensión del área afectada alcanza hasta los 6 milímetros y el procedimiento para extirparlo también se realiza en la clínica de displasias, en estos casos el seguimiento incluye vigilancia y valoración cada 6 meses, con papanicolau y/o colposcopia durante 5 años, sin en este tiempo no se detectan lesiones, la paciente es dada de alta y se da por curada’ apuntó el entrevistado.

Finalmente el especialista reiteró el exhorto a la población femenina, para que acuda a los servicios de salud y se someta al papanicolau, sencillo examen que permite la toma de una pequeña muestra de tejido, que es analizada para identificar lesiones que pongan en riesgo su salud a corto y mediano plazo; esta estrategia constituye la mejor arma para el cáncer cervicouterino.

 

 

redaccion

Piensa. Aliméntate. Ahorra.

Previous article

Mi impulso es un Veracruz amigable con el medio ambiente

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Salud