Nacional

Urge agilizar el tránsito Fronterizo

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- Los retrasos en el tránsito de bienes en la frontera entre México y Estados Unidos representan pérdidas estimadas en más de 8 mil millones de dólares a lo largo de 10 años, aseguró Anthony Wayne, embajador de EU, en la presentación del “Reporte del estado de la Frontera México-EU”.

De acuerdo con el estudio, elaborado por investigadores del Centro Woodrow Wilson, y presentado ayer en la Cancillería mexicana, mercancías con un valor conjunto de más de mil millones de dólares cruzan a diario la frontera, cifra que podría incrementarse con la mejora de programas para viajeros y expedidores de confianza.

“Programas de viajeros y expedidores de confianza (SENTRI, FAST, CT-TPAT) permiten a individuos y bienes de bajo riesgo un pasaje expedito a través de la frontera.

Mejorar estos programas y significativamente expandir el reclutamiento podría incrementar la eficiencia de la frontera, requiriendo mínimas inversiones en recursos y personal”, establece el reporte.

Acompañado por Sergio Alcocer, subsecretario para América del Norte, así como los autores del reporte, Wayne sostuvo que dos de los retos más importantes en la relación bilateral son la mejora económica para incrementar la calidad de vida en comunidades en ambos lados de la frontera, así como hacer más eficaz la conexión terrestre.

Ambas naciones, dijo, están trabajando para reducir los tiempos de espera en la carretera, al ampliar el número de carriles de inspección de vehículos primarios, desarrollando tecnología para el intercambio de datos de entrada y salida, y aprobando nuevos cruces de ferrocarril para que se garantice el flujo rápido de bienes.

“Hemos incrementado la pre-revisión de mercancía y viajeros para reducir los tiempos de espera; promovemos comunicaciones transfronterizas seguras entre las ciudades hermanas de Estados Unidos y México, para garantizar la seguridad pública, y damos respuestas integrales a incidentes en ambos lados de nuestra frontera común”, expuso.

Para ayudar a mejorar el tránsito de bienes, el reporte del Centro Woodrow Wilson sugiere que los recursos en seguridad de cada país se alejen de la frontera y se distribuyan de manera estratégica a lo largo de México y Estados Unidos.

En la presentación del estudio, el investigador Erik Lee puntualizó que las estrategias de seguridad fronterizas, por parte de Estados Unidos, se han enfocado en el combate al terrorismo y la intercepción de posibles terroristas, lo cual ha resultado contraproducente para ambas naciones.

“Es muy importante, mientras desarrollamos nuestras políticas públicas sobre la frontera, que movamos la seguridad lejos de la frontera; está ya muy congestionada y esto nos perjudica tanto la seguridad, como el comercio.

La frontera no es un lugar de terrorismo”, dijo.

Dos factores que demuestran la “congestión” de esfuerzos en materia seguridad son el número excesivo de miembros de la Patrulla Fronteriza, más de 22 mil agentes, así como las escasas cifras de detenciones de personas vinculadas al terrorismo.

Fuente: El mañana

redaccion

Cancer y Sexo Oral ¿Riesgo real o temor infondado?

Previous article

México necesita un nuevo Pemex para crecer

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional