EEUU prevé destruir el arsenal químico sirio en un barco en el Mediterráneo

Publicado el noviembre 30, 2013 a las 1:36 PM  ·   Sin Comentarios

Washington, EEUU. (Redacción).- Estados Unidos se ha ofrecido para destruir a bordo de un barco de su Armada unas 500 toneladas de sustancias químicas letales guardadas por el régimen sirio. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que supervisa el desmantelamiento de todo el arsenal en manos de Bachar el Asad, ha señalado que el buque en cuestión ya está siendo preparado para recibir, antes del 31 de diciembre, el cargamento.

“La operación tendrá lugar fuera de las aguas territoriales sirias”, ha dicho la diplomática holandesa Sigrid Kaag, que coordina la misión conjunta de Naciones Unidas y la OPAQ en Siria. La propuesta de Washington incluye “la tecnología, el apoyo operativo y la financiación”, y llega después de que las protestas populares forzaran a Albania a declinar su colaboración cambio de dinero.

Los productos químicos, entre los que hay gases nerviosos, tendrán que ser sacados de diversas instalaciones repartidas por territorio sirio. Una vez metidos en contenedores sellados, “serán llevados a la ciudad portuaria siria de Latakia, en el Mediterráneo, para luego ser recogidos por un barco, en principio de Estados Unidos”, según Kaag. El transporte por tierra no será fácil por culpa de la guerra civil. La OPAQ, sin embargo, tendrá menos problemas para deshacerse de otras 800 toneladas de sustancias prohibidas. Equiparables a las usadas en la industria química pesada, cuenta ya con 35 empresas interesadas en incinerarlas en plantas comerciales sin peligro para la salud. La idoneidad de cada una está siendo evaluada en estos momentos.

Las 500 toneladas aceptadas por la marina estadounidense se consideran prioritarias, es decir, muy peligrosas. Por eso serán neutralizadas por medio de la hidrólisis. El método consiste en añadir los gases nocivos a otra sustancia que les permita pasar a formar parte de un residuo tóxico, mucho más fácil de limpiar. Con todo, cuando la operación en el mar haya concluido —antes de finales de marzo de 2014, según el calendario impuesto por Moscú y Washington— la OPAQ deberá busca voluntarios entre sus Estados miembros para hacerse cargo de las basuras restantes. De ahí que la organización siga pidiendo la colaboración internacional para seguir trabajando. Los mayores arsenales químicos del mundo están en manos de Estados Unidos, que ha destruido un 90%, y de Rusia, que ha hecho lo mismo con un 74%.

Fuente: EL País

  • Twitter
  • Facebook
  • E-Mail
Comentarios (0)