ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

Los que salieron y los que saldrán

0

Prospectiva
Por JAIME RÍOS OTERO

Florence Cassez fue puesta en libertad debido a las agravantes en su proceso que violentaron sus derechos fundamentales, según la interpretación que realizó la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Operó a favor de ella el principio de presunción de inocencia y el derecho fundamental al debido proceso; no se le dio la asistencia consular oportuna, además de haber sido puesta a disposición muchas horas después de que fue detenida, inclusive por el impacto que tuvo el montaje o la recreación que fue televisada en las propias declaraciones de las víctimas; todo esto constituyó, en la defensa de Cassez, grandes violaciones a sus derechos fundamentales, por eso salió libre.

Jorge Antonio Hernández, “El Silva”, el supuesto asesino de la periodista Regina Martínez, fue liberado por una decisión del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz por haber sido sentenciado con base en una supuesta confesión bajo tortura, el testimonio singular de una mujer y sin pruebas periciales de por medio; los magistrados aludieron a que se violaron sus garantías en el proceso penal, y que careció de una debida defensa, ya que el litigante de oficio asignado por la PGJ no cumplió cabalmente con su función. Rafael Caro Quintero fue liberado luego de que un tribunal federal en materia penal en Jalisco ordenó su absoluta e inmediata libertad debido a un amparo que le fue concedido porque debió ser juzgado en el orden local y no en el orden federal, como ocurrió. Estuvo 28 años en prisión y ahora se encuentra prófugo para evitar que, por la presión de Estados Unidos, vuelvan a encarcelarlo.

Luego está Raúl Salinas de Gortari. Éste salió hace muchos años de la cárcel, pero hace algunas semanas el país se conmocionó con la información de que el hermano incómodo recibirá las propiedades que le habían sido retenidas, ya que se levanta el aseguramiento y se ordena la devolución, a quien demuestre ser el legítimo propietario, de los bienes inmuebles, empresas y cuentas bancarias afectas a la causa 110/1998-I, instruida en contra de Juan Manuel Gómez Gutiérrez, por el delito de enriquecimiento ilícito. La persona a que se hace referencia es uno de los ‘alias’ que utilizó el hermano del expresidente Carlos Salinas de Gortari para hacer algunos negocios en aquel entonces. En fin, que las autoridades ministeriales dan tumbos de ciego en todos los casos, producto por un lado de la corrupción, y por el otro de la incompetencia profesional.

Elba Esther Gordillo va a salir, delo por seguro. Uno de los puntos más relevantes del caso tiene que ver con el delito que le están imputando a “la Maestra”, que es lavado de dinero, previsto en el artículo 400Bis del Código Penal Federal. Muchos juristas opinan que se configura el delito, ya que los fondos utilizados no tienen un origen ilícito.Seguramente ese será el gran tema que deba dilucidar el juez encargado del caso y el principal motivo de defensa de Elba Esther, dije el doctor Miguel Carbonell, que en esta semana anduvo por aquí.

Y tenemos información en exclusiva de que, a petición de los familiares, un prestigioso despacho de la ciudad, de esos que no suelen perder casos, está firme en liberar a los 7 policías que fueron implicados en el asesinato del músico méxico-venezolano Gibrán Martiz, por una razón muy simple: que son inocentes, que sólo fueron empleados como chivo expiatorio, como cortina de humo, o como usted guste llamarle, a la determinación gubernamental de cerrar este asunto para evitar que continuara el escándalo internacional.

Eso se verá en poco tiempo.
columnaprospectiva@gmail.com

redaccion

Da Inicio Carnaval de Veracruz

Previous article

Se deteriora capacidad de compra de salario mínimo: Coneval

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas