ColumnistasJosé Luis Ortega Vidal

Migración: Crimen de Lesa Humanidad en Centroamérica, México, Estados Unidos

0

CLAROSCUROS
José Luis Ortega Vidal

(1)
Extraordinaria, “La Jaula de Oro”, más que una película es un documental sobre el Crimen de Lesa Humanidad que constituye el fenómeno migratorio de Centro y Sudamérica en dirección al norte del continente, particularmente hacia Estados Unidos y con territorio mexicano como cementerio obligado.
A diferencia de la secuela de “X Men” o el estreno de “Godzilla”; el trabajo fílmico del mexicano Diego Quemada-Díez es visto por un número relativamente bajo de personas, pero éstas quedan marcadas por la historia de Juan, Sara, Samuel y Chauk: personajes unidos por la ilusión, el sueño, la búsqueda de un mejor destino; así como la solidaridad, el amor y la tragedia.
Se trata de una película de ficción cuyos personajes principales son interpretados por actores: Brandon López es Juan; Karen Noemí Martínez Pineda es Sara; Carlos Chajon es Samuel y Rodolfo Rodríguez es Chauk, un joven Tzotzil que se une al trío guatemalteco y comparte paso a paso sus avatares y sus contradicciones profundamente humanas.
Sin embargo, es al mismo tiempo un documental porque mezcla la participación de migrantes centroamericanos auténticos a su paso por territorio mexicano y expone escenarios reales sobre los crímenes que las mafias –incluyendo las oficiales- cometen día con día en contra de miles de mujeres y hombres cuya motivación esencial es la búsqueda de trabajo.

(2)
La historia transcurre -en gran parte- a “lomo de la bestia”: el tren que parte de Chiapas, atraviesa Oaxaca, Veracruz, Hidalgo y llega al Distrito Federal y el Estado de México; para conectar a los migrantes con más rieles y más vagones en dirección al norte de México, la frontera de Baja California y finalmente Estados Unidos.
De los cuatro personajes que parten originalmente sólo uno logrará llegar al “sueño americano” y su poético final nos planta ante la pregunta: ¿para esto arriesgué la vida?
Un personaje más –luego de los primeros ataques- vuelve al basurero en el que busca el sustento diario y del cual intentó –infructuosamente- escapar.
Dos personajes pagarán de manera atroz su atrevimiento a cruzar la frontera de Guatemala, cruzar por México y llegar a Estados Unidos.

(3)
El sábado 14 de junio del 2014, cuando los cines de Coatzacoalcos exhibían “La Jaula de Oro”, un comando armado atacó a ocupantes de “La Bestia” en el municipio de “José Azueta”, ubicado entre la región piñera de Isla, la cuenca del Papaloapan y la zona de Playa Vicente, atravesada por el río Tesechoacán.
El asalto cobró la vida de un migrante e hirió gravemente a dos más.
Un día antes, el viernes 13, el Cónsul de “El Salvador” Antonio Enrique Azúcar denunció en Acayucan que los crímenes contra migrantes continúan y afirmó que el gobierno de su país buscará nuevas medidas para evitarlo.
El viernes se denunció vía la diplomacia y el sábado la mafia respondió para corroborar el hecho: migrar de Centroamérica a Estados Unidos, atravesando el territorio mexicano, es poner en riesgo la vida, la integridad, la libertad; con amplias posibilidades de perderlo todo.
El mismo sábado, el cine lo señaló a través de un filme de referencia obligada, en el que se ubican sitios como Tierra Blanca, en Veracruz, convertidos en sede de secuestros y asesinatos descarados de migrantes, en muchos casos a manos de sus propios paisanos.
Aparecen también espacios entre Chiapas, Oaxaca y Veracruz, convertidos en territorios Zetas, donde la violaciones de los derechos humanos son sistemáticas y las desapariciones forzadas son asunto de todos los días con la complicidad de cuerpos policiacos.

(4)
No es algo que esté ocurriendo en la Alemania Nazi.
Tampoco somos testigos lejanos de un drama en Bosnia, tras la caída de Tito.
Estos hechos están ocurriendo en Centroamérica, en México y en Estados Unidos.
Los gobiernos de los tres países son testigos y corresponsables de asesinatos masivos producto de la pobreza, de la ignorancia, de la falta de soluciones de fondo a la crisis económica de millones de personas y son mafias muy organizadas, sectores oficiales impunes y ciudadanos con dinero y poder convertidos en cazadores de seres humanos, quienes están cometiendo este holocausto frente a nuestra nariz y también ante nuestra cruel e inhumana indiferencia.

redaccion

“Game of Thrones” la mejor serie

Previous article

Catemaco sufre la peor crisis en su historia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas