Estatal

La Hiperplasia prostática es muy común en Hombres Mayores de 60 años

0

VERACRUZ, VER. (Redacción).- Al crecimiento no canceroso de la próstata se le denomina hiperplasia benigna prostática (HBP), es una enfermedad muy común en hombres mayores, presentándose en un 60% de los pacientes que sobrepasan los 60 años de edad, y hasta en 80% de los que tienen más de 80 años.

La próstata normal crece rápidamente a partir de la pubertad, sufriendo cambios histológicos a nivel celular a partir de los 40 años, y actualmente la hiperplasia prostática no puede prevenirse; es importante hacer hincapié que la HPB no es cáncer, ni desarrollará cáncer en un futuro, explicó Mayra Montero Zárate, médico Familiar de la Unidad de Medicina Familiar N° 57 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Aunque la HPB puede no causar sintomatología alguna, algunos hombres eventualmente desarrollarán sintomatología urinaria obstructiva baja; algunos ejemplos de éstos síntomas son la sensación de no vaciar por completo la vejiga o de tener que ir con frecuencia a orinar, la presencia de un chorro urinario débil, o bien el hecho de despertarse con frecuencia en la noche para vaciar la vejiga.

Dicha sintomatología puede llegar a interferir en la calidad de los hombres con HPB y eventualmente tendrán una sintomatología que interfiera con sus actividades, o bien, presenten otros problemas relacionados que requieran tratamiento.
Al envejecer, estos síntomas pueden volverse cada vez más molestos; los síntomas generalmente son independientes al tamaño de la próstata, y algunos pacientes con próstatas pequeñas pueden tener sintomatología muy significativa.
Es importante de que se dé cuenta que estos síntomas no son un efecto ineludible de la edad, por el contrario, se trata de condiciones tratables presentes en una gran cantidad de hombres.

Los síntomas urinarios no siempre son causados por la próstata, y bien pueden ser la manifestación de problemas en otro órgano, como la vejiga; aunque la causa exacta de las molestias no siempre se encuentra, los síntomas pueden ser secundarios a una combinación del crecimiento prostático, así como de un incremento en el tono muscular del cuello de la vejiga y la próstata.

Al crecer, la próstata comprime la uretra (conducto que se encarga de expulsar la orina de la vejiga), esta compresión gradual de la uretra puede llegar a causar dificultad para la micción y en las etapas iniciales de HPB, el músculo de la vejiga puede forzar el paso de la orina a través de una uretra reducida, sin embargo, si el crecimiento de la próstata continúa, el músculo vesical se vuelve más fuerte, más grueso y más sensible.

El resultado es una sensación urgente de orinar, llamado “urgencia miccional”, levantarse en las noches a orinar, es un síntoma de crecimiento prostático; en ocasiones podrá tener problemas para pasar orina a través de la uretra.
Algunos pacientes pueden encontrarse en la situación de no poder orinar (una condición llamada retención urinaria), si esto ocurre, debe ver a un médico inmediatamente y es probable que requiera que se coloque una sonda a la vejiga para orinar.

Si usted tiene síntomas que lo incomodan, debe ser revisado por un especialista, en la mayoría de los casos, una próstata aumentada de tamaño por sí sola no es indicación de recibir tratamiento.

Tomar la decisión de recibir o no algún tratamiento depende exclusivamente de lo molesto que pueden llegar a ser los síntomas para usted, no obstante, se recomienda acudir con su médico familiar del Seguro Social, dijo finalmente la doctora Montero Zárate.

redaccion

Abaratamiento de productos, dolor de cabeza de campesinos

Previous article

Presente DIF en ceremonia de Clausura de CECATI 42

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Estatal