General

Piden no repetir la persecución política contra Gómez Urrutia

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- Tras conocer que Napoleón Gómez Urrutia obtuvo la nacionalidad canadiense, el presidente internacional de United Steelworkers, Leo Gerard, hizo un llamado al gobierno de Enrique Peña Nieto para que no repita la actitud de Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes desataron una ilegal y feroz persecución política contra el líder minero para proteger los intereses de un grupo empresarial, con Germán Larrea en primer plano.

En entrevista telefónica con La Jornada, el dirigente de uno de los más poderosos sindicatos de Estados Unidos y Canadá, que tiene más de un millón 200 mil afiliados, subrayó que es importante que el gobierno actual entienda que esos gobiernos mintieron y manipularon todo para embarrar al sindicato minero y manchar la dignidad de su líder. La falsedad ha quedado muy clara: todas las supuestas pruebas presentadas por la autoridad mexicana han sido rechazadas; todos los juzgados han desechado las acusaciones; Interpol hizo lo mismo y denunció las razones políticas de la persecución. Entonces, ¿qué más necesita el gobierno mexicano para entender qué pasa y cuáles son las verdaderas razones de todo esto?

Dirigentes corruptos intocables

Gerard detalló que en agosto del año pasado líderes de esa y otras organizaciones sindicales internacionales se reunieron en Los Pinos con el presidente Peña Nieto, y en el encuentro dejaron en claro que el sindicato minero y Napoleón Gómez Urrutia cumplen cabalmente con su función en defensa de los trabajadores, pero también se preocupan por mejorar y hacer más justas las relaciones obrero-patronales, lo que incluye el aumento de la productividad y del ingreso obrero.

Cierto es que hay corrupción en todo el mundo, dijo, pero en México hay dirigentes sindicales y empresarios corruptos que todos conocen y nadie toca. Pero la autoridad enfoca todos sus esfuerzos en perseguir a alguien que ha hecho mucho por fortalecer a los trabajadores y mejorar las relaciones con las empresas, que mayoritariamente negocian sus contratos colectivos con Napoleón. Y eso, si lo leen bien, es en beneficio del país; lo otro no.

El presidente internacional de United Steelworkers dejó en claro: Quiero ir a México, pero sólo lo haré, junto con un gran grupo de dirigentes y trabajadores, cuando Napoleón pueda regresar libremente y con dignidad. Respeten sus derechos, que acabe la campaña en su contra y la persecución política. Lo vamos a acompañar en su regreso a México, y es un honor estar junto a él.

Sobre el otorgamiento de la ciudadanía canadiense, Leo Gerard destacó que este gran honor refleja la confianza del gobierno de Canadá y del pueblo canadiense en la integridad ética de Napoleón, y reconoce la gran contribución que él y su familia han hecho a la sociedad de ese país. Al mismo tiempo, sigue siendo, legal y moralmente, un ciudadano mexicano. Más que eso, es un verdadero patriota que ha luchado para defender los derechos y la dignidad de los trabajadores mexicanos, la productividad de la industria mexicana, el estado de derecho, y la reputación internacional de México contra la impunidad y la corrupción que, lamentablemente, son endémicas en el México de hoy. Canadá lo ha reconocido. Ahora llamamos a México para que respete sus derechos y se ponga fin a la injusta e ilegal persecución contra él y su familia.

Fuente: La Jornada

redaccion

Mexicano desarrollo tratamiento para infartos

Previous article

Busca Mexichem generar electricidad

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in General