ColumnistasEduardo de la Torre Jaramillo

¿Qué es el partido verde ecologista de México?

0

Columna Escenarios
Eduardo de la Torre Jaramillo

 
Ese instrumento político, (jamás se le podría considerar un partido político, porque es una entidad de interés privado y familiar) nació como un grupo de colonos en el segundo lustro de los años setenta; de allí pasaron a su primera participación política como Partido Verde de México (PVM) en 1988 cuando apoyaron al Ing. Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano; posteriormente jugaron formalmente en las elecciones de 1991como Partido Ecologista de México (PEM) donde no obtuvieron su registro para permanecer en la vida pública, en la cual únicamente alcanzaron el 1.48% de la votación, cuando el mínimo requerido era en ese entonces del 1.5%.
En 1993 con un IFE no autónomo y conducido por el secretario de gobernación en turno, éste le otorgó el “registro condicionado”, lo que significó que no hicieran asambleas distritales o estatales ni tener un mínimo porcentaje de militantes para constituirse como un partido político, bastaba la gracia del poder político para ser nuevamente un partido.
En la elección presidencial de 1994, Jorge González Torres fue su candidato y cuyo slogan fue “no votes por un político, vota por un ecologista”, quien obtuvo el 0.93% de la votación, obviamente no obtuvo por segunda ocasión su registro.
Con la reforma de 1996, vuelve a participar con registro condicionado y en esta ocasión obtuvo su registro en 1997, es pertinente mencionar que con estas nuevas reglas político-electorales, si no hubiera alcanzado su permanencia en la vida pública, porque se le tenía que someter a realizar asambleas y no podía participar hasta las elecciones de 2003, porque el mismo logotipo, nombre y colores de acuerdo a esa reforma no podrían ser utilizados en la siguiente elección.
Más tarde el relevo de padre a hijo se produce por el desgaste del primero, puesto que se le agotó su narrativa indigenista y tenía que finalizar su ciclo político de 14 años (1986-2000); y el conocido “niño verde” asume la titularidad de la empresa familiar. Jorge González Martínez quien ha sido asambleísta, diputado federal, senador lleva desde 1994 a la fecha siendo un “ejemplar” representante popular, 18 años como congresista y la faltan 3 años más, ya que actualmente es senador por segunda ocasión. Por ejemplo, aquí se puede hacer un corte de sus prerrogativas de 1997 a 2009, el pvem recibió 2 mil 736 millones 400 mil 700 pesos.
¿Qué ha aportado el niño verde a la política mexicana?, pues tiene un largo historial, empezaré recordando algunos hechos relevantes: es filmado donde acepta un soborno de 2 millones de dólares para que se instale una cadena de hoteles en el sur del país; contratar un Yate para viajar en el mar Mediterráneo con sus amigos, claro con cargo a las prerrogativas del pvem; o porque pagó 30 millones de pesos por 2 millones de playeras en 2007; o que Galina Chankova Chaneva, una mujer búlgara cayera del piso 19 de uno de sus departamentos de la Torre Emerald en Cancún; o su visita al “Torito” porque estaba muy borracho; o por llamarles “ninis”a los jóvenes del #YoSoy132; o que en esos 18 años no asiste a las sesiones del Congreso; o que no ha presentado más de 10 iniciativas de ley en todos sus años como legislador.
Es pertinente mencionar que ese instrumento político llamado pvem, en el año 2000 hizo una coalición con el PAN, y después lo abandonó porque no hicieron secretario del medio ambiente al papá dueño del negocio, Jorge González Torres, y desde el año 2003 hizo un pacto político con el innombrable Roberto Madrazo Pintado (alianza que aún rinde frutos, su hijo Federico Madrazo es el presidente estatal de ese instrumento en Tabasco) y desde allí pasó a ser un incondicional más del PRI, quien por cierto actúa como su nuevo sector verde urbano, el cual es votado por los ingenuos que piensan que es un partido verde (por cierto, el Partido Verde Europeo que agrupa a 36 partidos verdes del continente europeo lo expulsaron en 2009 afirmando que son una “familia política verde”, y porque no tienen ideología ambientalista y porque sus pares europeos están en contra de la pena de muerte), de esos años y hasta 2012 su votación ha sido del 6% en promedio, pero hoy gracias a la engañosa publicidad las encuestas lo sitúan en un 11% de la intención del voto en 2015.
Y como “el verde si cumple”, el día de ayer en un diario de circulación nacional vinculó al grupo de “Los Claudios” con la delincuencia organizada, según las pesquisas de la PGR; basta recordar que ese mismo grupo apoyó al pvem para golpear al sindicato de los cirqueros que estaban protestando en contra de aquellos que prohibían el uso de los animales en el show circense.
Un instrumento que ni es ecologista, que propone la pena de muerte para los seres humanos y está en contra de las corridas de toros; que por lo tanto no respeta los derechos humanos, no le importa ni le interesa la democracia ni tampoco el combate a la pobreza; su único leit motiv son las prerrogativas que de 1997 a 2015 ascienden a 4 mil 881 millones 600 mil de pesos, datos que se pueden consultar en http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/recursos/IFE-v2/DEPPP/PartidosPoliticosyFinanciamiento/DEPPP-financiamiento/financiamientopublicopartidosnacionales/FinanciamientoPublico1997-2015_PPN.pdf. Si a lo anterior le agrego las prerrogativas locales que se podrían situar en la mitad de lo establecido en el IFE/INE, estaríamos hablando que el pvem ha recibido cerca de 7 mil 326 millones 900 mil pesos.
Finalmente, que este instrumento político se encuentre en ascenso en las encuestas es un fiel reflejo de la putrefacción del sistema de partidos y por supuesto que evidencia la derrota moral de la sociedad mexicana, en caso de que se mantenga ese porcentaje de votos; por eso hay que dotarle de información a los electores para que razone de mejor manera su voto para el próximo 7 de junio de 2015, y no se mantenga a este partido pragmático para el poder e inútil para la sociedad.

redaccion

Conmemora Ayuntamiento Aniversario Luctuoso a Cuauhtémoc

Previous article

Me comprometo a dar seguimiento al proyecto de instalación del gasoducto: HYL

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas