Salud

Las ventajas genéticas del sexo

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- La predisposición a las enfermedades es menor cuando se mezclan más los genes. Durante décadas, se habían propuesto teorías sobre las ventajas genéticas de la reproducción sexual, pero ninguna había sido probada en humanos, hasta ahora.

Investigadores de la Universidad de Montreal y el Centro de Investigación del Hospital de la Universidad Sainte-Justine, en Montreal, Canadá, acaban de demostrar cómo las predisposiciones de la humanidad a la enfermedad disminuyen gradualmente cuando hay mayor mezcla de material genético. Este descubrimiento fue finalmente posible gracias a la disponibilidad en los últimos años de repositorios de muestras biológicas y datos genéticos de los pueblos.

Nosotros los seres humanos procreamos, generación tras generación, y el intercambio de material genético entre el hombre y la mujer hace que nuestra especie a evolucione poco a poco. Los cromosomas de la madre y el padre se recombinan para crear los cromosomas de su hijo (los cromosomas son los bloques más grandes que los genomas). Sin embargo, los científicos han sabido desde hace algún tiempo que los genomas de los padres no se mezclan de una manera uniforme. Los cromosomas se recombinan con frecuencia en algunos segmentos del genoma, mientras que la recombinación es menos frecuente que en otros. Estos segmentos de la recombinación de baja frecuencia con el tiempo se recombinan como otros pero esto será después de muchas generaciones.

Específicamente, el equipo de investigadores canadienses liderado por el Dr. Philip Awadalla descubrió lo siguiente: los segmentos del genoma humano que no se recombinan con frecuencia tienden a llevar a una proporción significativamente mayor de las mutaciones genéticas que propician la enfermedad. Hasta que ocurre la recombinación del cromosoma, estos segmentos se acumulan y suceden las mutaciones malas.

En otras palabras, en la medida que se refiere a la susceptibilidad a la enfermedad, nuestro material genético en realidad empeora, antes de mejorar.

Afortunadamente, las mutaciones de la enfermedad quedan fuera nuestro código genético a través de la reproducción sexual. “Pero ya que estas mutaciones se apoyan en segmentos menos dinámicos de nuestro genoma, el proceso puede ocurrir después de cientos de generaciones”, explicó el Dr. Awadalla.

Este descubrimiento nos da una mejor comprensión de cómo nosotros, como seres humanos, estamos en riesgo de desarrollar o de contraer enfermedades. También ayuda a los científicos a analizar el genoma humano para encontrar mutaciones que permiten la enfermedad”, dijo el Dr. Awadalla.

Awadalla y su equipo estudiaron los genomas secuenciados de cientos de personas. Ellos encontraron que la proporción de mutaciones asociadas con la enfermedad fue significativamente mayor en los segmentos de baja recombinación conocidos como “puntos fríos” en relación con regiones de alta recombinación, y las malas mutaciones en estos puntos fueron generalmente más perjudiciales que las mutaciones en los segmentos de alta recombinación.

A través de los programas el equipo fue capaz de comparar este fenómeno en cuatro cuencas de población actual: africanos, asiáticos, europeos y canadienses de ascendencia francesa. Cada uno de estos grupos genéticos exhibió el comportamiento anterior en diversos grados. Los individuos africanos mostraron menor proporción de enfermedades asociadas a mutaciones en su genoma, y los europeos occidentales mostraron la mayor proporción.

redaccion

Millones son hijos de sólo 11 hombres

Previous article

Fumar destruye cromosoma masculino

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Salud