PrincipalSalud

Infartos entre los 40 y 50 años aumentan en los mexicanos

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- La mayor incidencia en infartos cardiacos provocados por sobrepeso, obesidad, diabetes e hipertensión se está registrando en edades más tempranas, hasta dos décadas antes que lo habitual, señalaron cardiólogos que laboran en centros de atención hospitalaria pública.

Especialistas de la Asociación Nacional de Cardiólogos al Servicio de los Trabajadores del Estado (ANCISSSTE) alertaron que entre los 40 y 50 años se están presentando más casos que a los 60, cuando son más frecuentes.

Causa de muerte, supera la media en OCDE

De acuerdo con un estudio de junio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el infarto es la principal causa de muerte en México, pues 27% de quienes lo sufrieron, murieron en los 30 días posteriores.

Vidal González Coronado, presidente de la ANCISSSTE, refirió que esta cifra es superior al 9% reportado por otros países de la OCDE, por lo que llamó a los mexicanos a tener estilos de vida saludables, hacer actividad física y acudir más al médico.

Al anunciar el 8vo Congreso Nacional de la ANCISSSTE, que será del 8 al 11 de julio, el cardiólogo del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, Marco Antonio Alcántara Meléndez, detalló que el síndrome isquémico agudo que produce el infarto está asociado al tabaquismo, niveles altos de colesterol, herencia, obesidad, sedentarismo e hipertensión.

Otra causa de los infartos en mexicanos es el síndrome coronario agudo, una enfermedad en las arterias coronarias que al ser tapadas con placa de ateroma o colesterol malo, obstruyen el paso de la sangre, lo que causa un infarto.

Alcántara Meléndez agregó que la mitad de quienes se infartan no alcanzan a llegar al hospital y los infartos que se presentan en la calle pueden tener hasta 30% de mortalidad.

Por ello , dijo, es importante que el paciente preste atención a la angina de pecho, que es la manifestación clínica más común cuando ocurre una obstrucción y se traduce en dolor, falta de aire, sudoración y sensación de opresión en el pecho del paciente.

Al infartarse una parte del corazón, explicó, ésta dejará de recibir nutrientes y oxígeno, lo que provoca en general su muerte. Si se infarta una mayor cantidad de músculo cardíaco no habrá latido y el paciente tendrá riesgo de morir.

Crédito: Vanguardia

redaccion

Rubén Botta, nuevo refuerzo Tuzo

Previous article

Gere obtiene Globo de Cristal por su contribución al cine

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal