Nacional

Inflación anual toca otro mínimo histórico: INEGI

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 2.76% a tasa anual en las primera quincena de julio del 2015, el nivel más bajo desde 1989, año hasta donde llega la plataforma estadística, en variaciones relacionadas a igual periodo de un año anterior, con base en la segunda quincena de diciembre del 2010 (100) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En cuestiones de política monetaria, con este resultado, la inflación anual lleva siete meses dentro del intervalo objetivo del Banco de México (3.0% +/-1 por ciento); asimismo, fue la quinta quincena consecutiva debajo de 3.0 por ciento.

Los precios al consumidor continuaron con el dibujo de una tendencia descendente, que inició la quincena anterior.

La variación anual correspondió a una menor presión del subyacente y del no subyacente. Este último consiguió su incremento más bajo en 77 quincenas, con 4.23%, donde los productos agropecuarios crecieron 7.26%, frente a 7.51% anterior. En este rubro las cotizaciones de frutas y verduras aumentaron 8.84%, tasa inferior a la registrada quince días antes (8.88%); las de pecuarios se elevaron 6.45% (previo de 6.83 por ciento).

Los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno subieron de 2.41%, el crecimiento más bajo desde la segunda quincena de diciembre del 2009 (1.90 por ciento).

El subyacente, que excluye los precios más volátiles, presentó una desaceleración al avanzar 2.30% en la primera quincena de julio, menor en 0.04 puntos porcentuales respecto al periodo precedente. Dentro de este índice, el de mercancías presentó una tasa de 2.48%, cuando en la segunda quincena de junio fue de 2.51%, resultado del comportamiento de alimentos procesados, bebidas y tabaco, sin productos agropecuarios (de 2.29 a 2.27%) y mercancías no alimenticias (2.69 a 2.65 por ciento).

Los servicios pasaron de 2.21 a 2.16%, como consecuencia de la dinámica de los aparatados de otros servicios, que incluye loncherías, fondas y taquerías, restaurantes y similares, servicio telefónico local fijo, servicio de telefonía móvil, consulta médica, servicios turísticos en paquete, entre otros (1.74 a 1.61%); vivienda (quedó en 2.08%), y colegiaturas (4.30 a 4.35 por ciento).

En la inflación anual, el rubro que mayor incidencia tuvo fue mercancías no alimenticias con 0.502 puntos porcentuales, es decir, 18.2% del total.

El banco central prevé que la inflación general anual y la inflación subyacente se mantendrán ligeramente por debajo de 3.0% en lo que resta del año y para el 2016, cercanas a este umbral.

Entre los riesgos al alza de la proyección para la trayectoria de la inflación general destaca una depreciación del peso, y a la baja sobresalen un dinamismo de la actividad económica menor al esperado y descensos adicionales en los precios de los servicios de telecomunicaciones y de la energía.

Vacaciones aumentan los precios

Los servicios turísticos en paquete ocasionaron que los precios al consumidor crecieran 0.09% a tasa quincenal durante los primeros quince días de julio del 2015, después de aumentar 0.03% pevio.

Dicho genérico fue el que más contribución asumió al alza (variación quincenal de 7.96%), con una contribución de 4.4 puntos base.

Otros productos que también incidieron a que se incrementaran los precios, fueron jitomate (11.24%), cebolla (16.81%) y transporte aéreo (7.93%); juntos acumularon 8.4 puntos base.

Los principales bienes cuyas variaciones de precios a la baja sobresalieron por su participación sobre el índice general, e hicieron que ésta no se elevara más, fueron huevo (-5.21%), papas y otros tubérculos (-3.01%) y automóviles (-0.28 por ciento).

En el comportamiento a tasa quincenal de los subíndices que integran el INPC, según la clasificación del consumo individual por finalidades, en el periodo de referencia, el incremento más elevado se presentó en recreación y cultura (0.99%), y el descenso más pronunciado en prendas de vestir y calzado (0.50 por ciento).

Por localidades, la mayor variación quincenal se presentó en Querétaro, Querétaro, con 0.55%, y el mayor desplome en Iguala, Guerrero, con 0.49 por ciento.

Joan Enric Domene, analista de Invex, no consideró que exista un efecto importante de traspaso de la depreciación del peso a la inflación general, aunque se evidencian presiones sobre algunos insumos mercancías.

Si bien señaló que se observa una ausencia de presiones derivadas de la demanda agregada, espera que la inflación se mantenga en línea con objetivo de Banxico de 3.0% al cierre del año.

El especialista no descarta un resurgimiento de presiones por parte de los precios agropecuarios debido a choques climáticos.

Crédito: El Economista

redaccion

Tú puedes ayudar a Hawking a buscar extraterrestres

Previous article

Acuerdo permitirá a Uber aumentar su presencia en Nueva York

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional