ColumnistasJosé Luis Ortega Vidal

Veracruz 2015-2016: los números fríos y la política caliente

0

CLAROSCUROS

José Luis Ortega Vidal

(1)

El diputado Fernando Charleston Hernández, ex titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación en Veracruz, reconoció el pasado viernes 24 de julio, que la deuda pública de la entidad asciende a 40 mil millones de pesos.

No es una cifra menor, si tomamos en cuenta que al concluir el sexenio de Miguel Alemán Velasco el estado de Veracruz sólo debía 3 mil millones de pesos.

Es decir, en menos de once años –seis bajo el gobierno de Fidel Herrera y 4.5 de Javier Duarte- la deuda pública veracruzana se ha incrementado en mucho más del 1 mil por ciento, de acuerdo a los datos financieros registrados en Hacienda Federal y difundidos por Charleston Hernández.

El legislador federal por el Distrito de Coatepec estuvo al frente de la SEFIPLAN del 13 de agosto del 2013 al 3 de julio del 2014, cuando renunció bajo el argumento de enfrentar una enfermedad que le impedía el desempeño adecuado de sus funciones.

¿Durante los casi 11 meses de labor, el diputado federal con orígenes familiares en Coatzacoalcos desempeñó adecuadamente sus funciones?

La respuesta a esa pregunta está en los números; porque la SEFIPLAN es, en esencia un organismo político abocado al manejo del frío dinero propiedad de todos los veracruzanos.

Veamos algunos datos:

– A 40 mil millones de pesos asciende la deuda de Veracruz, ha dicho desde su paso por SEFIPLAN y hasta el pasado viernes 24 de julio, el joven Fernando Charleston Salinas, cuya enfermedad, deseamos de todo corazón ya sea cosa del pasado.

– No. La deuda de Veracruz oscila alrededor de los 45 mil millones de pesos, afirmó Mauricio Audirac Murillo, hoy un político contra la pared pero el 21 de julio del 2014 convertido en el cuarto Secretario de Finanzas de Veracruz en lo que va del sexenio.

– El actual y quinto titular de la SEFIPLAN, Antonio Gómez Pelegrín, no ha ofrecido hasta hoy una cifra exacta, precisa, comprobada y reconocida en todos los niveles de gobierno, acerca de las finanzas públicas veracruzanas.

– El periódico REFORMA dio a conocer -ayer lunes 27 de julio- datos reveladores sobre el dinero público de la entidad veracruzana, a través de una noticia que se tituló: “Pagan estados 28 mil mdp en intereses, entre ellos Veracruz”.

– Explica la nota: “En 2014, los gobiernos estatales gastaron 28 mil 866 millones de pesos para pagar intereses, comisiones y otros gastos relacionados con su deuda, según una revisión de REFORMA de sus Cuentas Públicas.

El monto equivale a 7 por ciento de la deuda total que tienen registradas las Administraciones estatales en Hacienda.

Además, es el doble del gasto anual de la PGR y también de todo el poder legislativo.
El DF fue el que más erogó con 3 mil 761 millones de pesos, seguido por Veracruz con 3 mil 591 millones y el Edomex con 2 mil 953 millones de pesos.”

(2)

En el contexto de la renuncia de Charleston Hernández a la SEFIPLAN –el 3 de julio del 2014- se afirmó que (Fernando, el enfermo) “consiguió que dos de las más importantes firmas calificadoras en materia financiera, Fitch Ratings y HR Ratings, mejoraran la calificación crediticia del gobierno de Veracruz, respaldados en las acciones de disciplina presupuestal y estricto manejo del gasto público.

De acuerdo a HR Ratings, uno de los factores para mejorar la calificación de Veracruz fue que el pasivo circulante se redujo de cinco mil millones a tres mil millones de pesos. Mantuvo racionalidad en el gasto, instrumentó un intenso programa de modernización administrativa al servicio del contribuyente, hasta acabar con el manejo de dinero efectivo por parte del personal y la entidad, subió al cuarto lugar en materia de transparencia financiera.”

(3)

Ayer, en contraste, el diario REFORMA ha publicado:

“Humberto Panti, director senior de finanzas públicas de Fitch Ratings, explicó que se debe revisar cada entidad para conocer las presiones que generan en sus finanzas estos pagos.

“Existen estados que, aunque tienen una deuda elevada, pueden acceder a mejores términos y condiciones para el pago de su deuda, como el Distrito Federal, pero al mismo tiempo hay otros, como Nuevo León, con tasas elevadas”, indicó.

Quintana Roo -que tiene calificación en grado de especulación- Michoacán, Veracruz, Zacatecas, Coahuila, Nayarit y Nuevo León serían las entidades con mayores riesgos.”

(4)

¿Cuánto debe exactamente el Gobierno de Veracruz?

¿A quiénes se los debe y por qué?

¿Hay condiciones de cubrir los pasivos pendientes con organismos públicos –la UV, el IPE, entre otros- y proveedores?

¿En qué plazo y bajo qué condiciones se podrán cubrir esos pasivos?

¿Hay condiciones para atender la demanda de obra pública en todos los rubros que abarca la administración pública?

¿Se pueden cubrir estos dos rubros y al mismo tiempo pagar con puntualidad los intereses de la deuda que sólo en el 2014 –según datos de REFORMA- ascendieron a 3 mil 591 millones de pesos –más de 4 veces el presupuesto anual del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, por ejemplo-?

¿Es posible regularizar las finanzas públicas y atender las demandas sociales del aparato gubernamental sin más endeudamiento?

(5)

En términos de incremento o decremento de la deuda pública: ¿cómo terminarán nuestras finanzas estatales el 2015 y cómo transcurrirán en el 2016?

Las preguntas son importantes porque se trata de la etapa final de la actual administración y, por si fuera poco: en un contexto de crisis económica mundial, de crisis económica nacional y de crisis económica estatal, al gobierno actual de Veracruz se le ha ocurrido impulsar un relevo de sólo dos años, con el aval del Congreso Local.

Mezclar un asunto financiero con un tema político/electoral no es sano.

Hacerlo en tiempos de crisis, es sumamente riesgoso.

¿Cuál será el estado de cosas que recibirá el próximo gobernador de Veracruz?

(6)

La respuesta a esta interrogante no está en las palabras pueriles de un joven político como Fernando Charleston Hernández, quien renunció a la Secretaría de Finanzas del Estado -que representa la quinta economía del país, por su generación de empleos formales, según el Servicio Nacional Empleo- bajo el argumento de una “enfermedad”.

Veracruz es un estado demasiado importante, con un peso histórico que rebasa los 3 mil años de antigüedad y con 7 millones 643 mil 194 de habitantes.

Veracruz demanda un nivel muy elevado de capacidad política, de experiencia financiera y de visión para el servicio público, en torno al ejercicio de su poder.

(7)

Más allá de precandidaturas, de pugnas interpartidistas, de padrinazgos y ambiciones insaciables, de partidos políticos y grupos de poder que se inventan a sí mismos junto a sus intereses y mañas período tras período, resulta muy importante, sumamente importante, echar un vistazo a este panorama, de cara a la sucesión del 2016:

¿En qué estado financiero estamos parados? ¿Cuál es el Estado que recibirá un hombre o una mujer que sólo podrán gobernar durante dos años? ¿Cuánto tiempo o cuántas generaciones políticas nos llevará componer esto? ¿Hay modo de arreglarlo nosotros mismos o de plano hay que ir pidiendo apoyo a la Federación?

redaccion

Ayuntamiento anuncia trabajos de Bacheo para este 28 de Julio

Previous article

Pobreza, mal de muchos consuelo de pocos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas