ColumnistasVíctor Iván Calderón Flores

El loco de Acayucan

0

Perfilando

Por Iván Calderón

 

El alcalde de Acayucan, Marcos Martínez Amador prácticamente enloqueció.

El munícipe del AVE, aún y con todas las llamadas de atención, sigue cegado creyendo que puede manejar la administración municipal y amenazar a la población a su antojo.

Lo excesos y desvíos de recursos son tan escandalosos en esta localidad, que si en estos momentos se ejecutara una auditoria con seriedad, los resultados en esta administración serían desastrosos.

Mientras que en la Llave del Sureste los índices de pobreza y marginación siguen en aumento,

Martínez Amador usa el presupuesto para su beneficio personal. Y apoyado por su medio hermano, el regidor Joaquín Tapia Amador, hacen lo que se les place.

Siendo un lobo con piel de oveja, el munícipe se ha vuelto un peligro para la población Acayuqueña.

Marcos de forma trastornada se cree un “todo poderoso”.

Son los mismos medios los que han dado cuenta de ello.

Amador, es considerado un político nocivo para todos los niveles de gobierno.

Días atrás, bajo quién sabe los efectos de que sustancia, el primer edil fue y tomó las oficinas de la representación del Gobierno del Estado.

Allí, bajo el pretexto del cierre de las bombas en la zona de Soteapan, Marcos arremetió contra el gobierno de Veracruz, y trató de sacar a la fuerza al representante de Segob de aquella zona, José Luis Utrera Alcazar.

Incluso, es muy comentado el encono que Marcos Martínez mantiene con varios funcionarios de gobierno.

Ciro González Tadeo, del Registro Público de la Propiedad, Severo Zanatta Chávez, del Registro Civil, así como de Utrera Alcanzar de Subsecretaría de Gobierno, son alguno de ellos.

José Luis Utrera semanas atrás recibió un narco mensaje en una cabeza de cerdo al pie de sus oficinas.

Ahora muchos dudan de la procedencia de estas amenazas.

Es más, Fabián Antonio Santiago reportero y autor de la columna “El Reporte”, señaló como este intento de presidente municipal ha querido despedir ingenuamente a funcionarios que no son adscritos a su administración, sólo porque no se prestan a sus tranzas y juegos sucios.

Pero todo tiene un límite.

Y este personaje sobrepasó su propia demencia.

Alucinado por el poder, el gobernante afirmó que mandará a acordonar el municipio con el objeto de que el diputado Jesús Vázquez no ingrese a diversas escuelas para entregar útiles escolares gestionados por el mismo congresista.

Vaya declaración Martínez Amador, quién totalmente ofuscado dio a entender que utilizará hasta la fuerza pública para no dejar ingresar a Jesús Vázquez González, a la cabecera municipal, ni a sus comunidades.

¿Pues de que fumó?

Marcos Martínez mantiene estériles rencillas políticas, y victima de su paranoia imagina que le quieren arrebatar el dominio de Acayucan.

Poder que nunca ha tenido, ni jamás tendrá.

Sin subirse al pleito callejero, Jesús Vázquez gestionó útiles para Acayucan, así como para todos los municipios del distrito, pero Marcos plenamente enajenado todo lo ve como una ofensa.

Triste caso.

DICEN, DICEN, DICEN.

Por cierto, dicen que vieron muy atareado al diputado federal Adolfo Mota Hernández en una clínica de belleza en Polanco, donde se hizo pedicure, manicure, y hasta se puso sus clásicas mascarillas para verse, según él, “más fresco”, a ver si no abusa del botox.

Ya veremos.

@IvanKalderon

ivancalderonflores@outlook.com

www.eldelsur.com

redaccion

Inaugura Ramón Poo exposición fotográfica en el marco del Día del Bombero

Previous article

Inaugura Corral Asamblea Nacional Deliberativa de La Rebelión de las Bases

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas