Principal

Lidera Veracruz en Áreas Privadas de Conservación

0

XALAPA, VER. (Redacción).- Las Áreas Privadas de Conservación (APC) son estrategias de protección de zonas del territorio estatal en las que los ambientes no han sido significativamente alterados por la actividad humana; o que requieren ser preservadas o restauradas, y cuyos propietarios, ejidatarios o comuneros instrumentan acciones de preservación, conservación y restauración de los ecosistemas y su biodiversidad mediante el uso de herramientas legales de conservación.

Veracruz es líder nacional en este esquema de conservación, con 484 APC, de las cuales, 477 han sido certificadas durante la presente administración. La superficie cubierta por éstas son de 20 563.907 así como las de Reserva Campesina (30), Reserva Campesina Ejidal (3) y Jardín Privado de Conservación (1).

Este instrumento legal fomenta la colaboración entre el gobierno y la sociedad civil para el resguardo y defensa del entorno, señaló el titular de la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), Víctor Alvarado Martínez.

De esta manera, dijo, los particulares coadyuvan con la entidad en la preservación de ecosistemas representativos, salvaguardan la diversidad genética de las especies silvestres y preservan y restaurar el equilibrio ecológico en los ecosistemas urbanos.

Además de ser una oportunidad de desarrollo social y económico para los propietarios, son un espacio para la investigación de los recursos naturales, en el marco de la certeza jurídica, pues cuentan con condiciones favorables de conservación y ofrecen mayor seguridad para los grupos de investigación. Dentro de las APC se pueden desarrollar proyectos de turismo ecológico, educación ambiental, reproducción de flora y fauna, y establecer proyectos productivos para el progreso sustentable.

Actualmente, existen APC en toda la geografía veracruzana; sin embargo, se encuentra una gran cantidad en la zona central montañosa de Veracruz y en la región del Uxpanapa. Las de mayor extensión se ubican en el municipio de Uxpanapa, una con seis mil ha y otra en Tuxpanguillo con mil 400 ha.

Alvarado Martínez señaló también que las áreas certificadas ahorran conflictos sociales y recursos presupuestales, muchas de ellas protegen mantos acuíferos y garantizan la continuidad de los servicios ecosistémicos.

Para certificar estos lugares se requiere la solicitud del propietario, en la que indique que voluntariamente decide construirla, especificar el nombre del área, la superficie, las colindancias, su plazo de vigencia y una copia de los documentos que lo acrediten como dueño del sitio; el tiempo máximo de legitimación es de 99 años.

redaccion

Sergio Pitol Demeneghi, en la XXVI Feria Nacional del Libro Infantil y Juvenil, Xalapa 2015

Previous article

Lleno histórico en el festival de la mojarra de playa de Chachalacas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal