PrincipalCultura

Galileo Galilei, un gran físico y astrónomo italiano

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- Galileo Galilei nació en Pisa el 15 de febrero de 1564. Fue un gran físico y astrónomo, y gracias a sus estudios sobre la caída de los cuerpos y la trayectoria de los proyectiles se sentaron las bases sobre las que Newton fundó la física clásica; en astronomía, la invención del telescopio le permitió acumular pruebas en apoyo del modelo heliocéntrico de Copérnico.

Aunque más allá de sus aportaciones concretas, que lo definen como un eslabón fundamental en la revolución científica europea de los siglos XVI y XVII, la relevancia histórica de Galileo reside sobre todo en la introducción del método científico experimental, y también en su condición de símbolo: pese a su desenlace, el proceso inquisitorial a que fue sometido por defender el heliocentrismo ha pasado a representar el triunfo definitivo de la ciencia y la razón sobre el oscurantismo cultural y religioso de la Edad Media.

Escribió un libro al que pretendía llamar Diálogo sobre las mareas, en el que abordaba las hipótesis de Tolomeo y Copérnico respecto a este fenómeno. Seis años después consiguió la licencia de los censores de la Iglesia católica de Roma, y le pusieron por título Diálogo sobre los sistemas máximos, publicado en Florencia en 1632. A pesar de todo la Inquisición le llamó a Roma con la intención de procesarle por “sospecha grave de herejía”.

En 1633 le obligaron a abjurar y fue condenado a prisión perpetua (condena que le fue conmutada por arresto domiciliario). Los ejemplares del Diálogo fueron quemados. Su última obra fue Consideraciones y demostraciones matemáticas sobre dos ciencias nuevas, publicada en Leiden en 1638.

Galileo partía de la observación de los hechos, sometiéndolos a unas condiciones controladas y mesurables en experimentos como el de la torre; de tal observación surgían hipótesis que habían de corroborarse en nuevos experimentos y demostrarse matemáticamente, pues, según un célebre concepto suyo, «el Libro de la Naturaleza está escrito en lenguaje matemático».

Con este modo de proceder, hoy natural y en aquel tiempo nuevo y escandaloso (por cuestionar conceptos universalmente admitidos), Galileo inauguraba la revolución metodológica que le ha valido el título de «padre de la ciencia moderna».

Su historia

Galileo, fue el primogénito del florentino Vincenzo Galilei, músico por vocaciónl aunque obligado a dedicarse al comercio para sobrevivir. En 1574 la familia se trasladó a Florencia, y Galileo fue enviado un tiempo al monasterio de Santa Maria di Vallombrosa, hasta que, en 1581, su padre lo matriculó como estudiante de medicina en la Universidad de Pisa.

En 1585, tras haberse iniciado en las matemáticas fuera de las aulas, abandonó los estudios universitarios sin obtener ningún título, aunque sí había adquirido gusto por la filosofía y la literatura.

En 1589 consiguió una plaza de profesor, mal remunerada, en el Estudio de Pisa. Escribió un texto sobre el movimiento, que mantuvo inédito, en el cual criticaba los puntos de vista de Aristóteles acerca de la caída libre de los graves y el movimiento de los proyectiles.

En 1592 pasó a ocupar una cátedra de matemáticas en Padua e inició un fructífero período de su vida científica: se ocupó de cuestiones de arquitectura militar y de topografía, realizó diversas invenciones mecánicas, reemprendió sus estudios sobre el movimiento y descubrió el isocronismo del péndulo.

En 1599 se unió a la joven veneciana Marina Gamba, de quien se separó en 1610 tras haber tenido con ella dos hijas y un hijo.

Aun siendo un practicante católico romano, fue padre de tres hijos con Marina Gamba fuera del matrimonio. Tuvieron dos hijas, Virginia en 1600 (especialmente dedicada a su padre. Está enterrada con él en su tumba en la Basílica de la Santa Croce, Florencia), y Livia en 1601, y un hijo, Vincenzo, en 1606. Debido a su nacimiento ilegítimo, Galileo consideró que la única alternativa digna para ellas era la vida religiosa. Ambas niñas fueron aceptadas por el convento de San Matteo en Arcetri y permanecieron allí por el resto de sus vidas. Virginia tomó el nombre de María Celeste al entrar en el convento. Livia tomó el nombre de Sor Arcángela y estuvo enferma durante la mayor parte de su vida. Vincenzo fue legitimado como heredero legal de Galileo y se casó con Sestilia Bocchineri.

Su muerte

Galileo Galilei murió el 8 de enero de 1642, a los 77 años, en Florencia. El gran duque de Toscana, Fernando II, quiso que lo enterraran en el cuerpo principal de la Basílica de la Santa Croce, junto a las tumbas de su padre y otros antepasados, y erigir un mausoleo de mármol en su honor. Estos planes fueron anulados por el Papa Urbano VIII y su sobrino, el cardenal Francesco Barberini, protestando porque Galileo había sido acusado por la Iglesia Católica de “herejía”.

Fue así como Galileo Galilei fue enterrado en una pequeña habitación junto a la capilla de los novicios en el extremo de un pasillo desde el transepto sur de la basílica de la sacristía. Sus restos fueron sepultados en el cuerpo principal de la basílica en 1737 en un monumento erigido en su honor.

Crédito: Sexenio

redaccion

Deadpool: Números récord en la taquilla global

Previous article

Sube 10% el PIB en telecomunicaciones: SCT

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal