ColumnistasÁngel Rafael Martínez Alarcón.

SS Francisco tras las huellas de Vasco de Quiroga, Bartolome de las Casas, Miguel Hidalgo, José María Morelos y Samuel Ruiz,

0

Ángel Rafael Martínez Alarcón.
Del 12 al 17 de febrero del 2016, se realizará la séptima visita Papal a la provincia eclesiástica de México, siendo Su Santidad Francisco, el tercer Sumo Pontífice en visitar a nuestro pais, en los últimos 37 años. Será la visita papal que se preparé en un tiempo breve. Es tal crisis de la clase política mexicana, que desde el mesías tropical, y los líderes de los partidos políticos, han invitado urgentemente a que visite a nuestra nación; cuando se anunció la primera visita papal para el año de 1979, la clase politica se desgarraban las túnicas del estado laico mexicano. La visita del Sumo Pontífice viene como Jefe del Estado Vaticano y como Jefe de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.
El General xalapeño, José Joaquín de Herrera y Ricardi, presidente de México, durante tres ocasiones entre los años de 1844 a 1851; tuvo gran gesto solidario con el SS Pio IX, al enviarle una invitación para asentar en territorio nacional, la sede de Roma, luego de la crisis política del Estado Pontificio. Pio IX, tuvo un largo papado por espacio de 32 años desde 1846 hasta su muerte en 1878. Recuerdo, la carta invitación del Presidente Herrera al Papa Pio IX, una copia que perteneció al primer obispo de Tuxpan Ignacio Leonor Arroyo, y se me perdió dicha copia.
En imaginario colectivo mexicano siempre había jugado con la retorica que el sucedor de San Pedro, conociera tierras mexicanas, ya el bate de Ramón Lòpez Velarde, en su poema, En la bizarra capital de mi estado, escribia: Y una Catedral, y una campana mayor que cuando suena, simultáneacon el primer clarín del primer gallo, en las avemarías, me da lástimaque no la escuche el Papa. O en el verso de la Bamba, ya lo dijo el Santo Papa, sólo Veracruz es bello, con su capital Xalapa. Desde la última semana de enero de 1979, México recibió la primera visita papal, con San Juan Pablo II. El Papa procente de la Polonia pro soviética, visitiaba a la nación laica desde 1857, y sus gobiernos ateos, y perseguidores del credo católico mexicano, con una larga lista de martíres por la fe. Por eso Juan Pablo II, conocía muy bien la persecución de la iglesia en un regimen ateo como el polaca. Las dos morenas virgenas la de Guadalupe y de Czestochowa,. La visita a México fue modelica para los 27 años del pontificado de Juan Pablo II de 1978 a 2005.
Eran los tiempos de los gobiernos priistas herederos de la Revolución Mexicana y la Reforma de Benito Juárez, el último presidente nacionalista José López Portillo y Pacheco, en una entrevista acepta de autorizó a la visita papal para cumplirle un deseo a doña Refugio su señora madre; violentando todo el marco jurídico un estado laico como lo establecía la carta magna de 1917. Logrando que uno de los políticos más brillantes del siglo XX, como Jesús Reyes Heroles, títular de la Secretaría de Gobernación, se opuso a la visita. Presentando su renuncia ante la violación al Estado de Derecho. Muchos de estos polticos ateos partidariamente, acercaron a sus hijos para que el Juan Pablo II le impusará los sacramentos, en los encuentros nocturnos en la Residencia oficial de los Pinos Esta primera visita fue como jefe de la iglesia Católica Apostolica y Romana.
Carlos Salinas de Gortari, presidente de México, modernizó las relaciones del Estado Mexicano, con las Iglesias, en 1991, las cinco restantes visitas papales y como la próxima de SS Francisco, se dan en un marco de legalidad, se les recibió como Jefe del Estado Vaticano y de la Iglesia Católica.

San Juan Pablo II, en sus cinco visitas a nuestro país: 1979, 1991, 1992, 1999 y 2002. Y fue a cinco México diferentes, en todos los sentidos. Desde los priistas José López Portillo, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, y el gobierno panista de Vicente Fox Quezada. O desde la frialdad de López Portillo al beso presidencial de los Fox a Juan Pablo II. Ha sido el Papa que más ciudades de México ha visitado, el puerto de Veracruz, lo recibió el 7 de mayo de 1991. Esperemos que el 21 de abril de 2019, SS Francisco nos acompañe para la celebración del Quinto Centenario de la llegada del evangelio de Cristo a las tierras del nuevo mundo, que se inicio en tierras veracruzanas.
Otra visita muy significativa en nuestros país, fue la visita de las reliquias de San Juan Pablo II, que logró reunior a millones de mexicanos para su veneración; se evocaban sus palabras “Me voy pero me quedo “ o las 1979, “México siempre fiel”
Del 23 al 26 de marzo de 2012, S.S. Benedicto XVI, se convirtió en el segundo Sucesor de Pedro en visitar a México. Por razones de salud de Benedicto XVI, no estuvo en la capital del país. Pero que mejor sitio que el corazón del país, allá en las tierras del Bajío, bañadas por la sangre de católicos que ofrendaron su vida durante la persecución religiosa de 1926-1929; fue recibido por el Presidente Felipe Caldero Hinojosa.
Se ha anunciado la septima visita papal y la tercera de un Papa a México, Su Santitad Francisco, el primer papa de origen latinoamericano, como tambien el primero de la orden de la Compañia de Jesús, fundada por San Ignacio de la Loyola, en la segunda mitad del siglo XVI, en ser consagrado Sumo Pontifice. Y sobre todo un Papa mariano, amante del culto a Santa María de Guadalupe. Hemos recibido con mucha alegría la confirmación de la visita del 12 al 16 de febrero del 2016, visitando la ciudad de México, Morelia, San Cristobal de las Casas y Ciudad Juárez, muy significativo visitando las dos fronteras de nuestro país; es una de las visitas que nos urge para confirmar el amor de Dios a esta sufriente nación.
Su Santidad Francisco, viene seguramente tras las huellas de grandes sacerdotes comprometidos con la salvación de las almas y la construcción de un mundo mejor desde el Evangelio: en San Cristobal de las Casas, su primer obispo, Bartolome de las Casa, y siglos mas tarde Samuel Ruiz, luchadores a favor de la población indígena. En Ecatepec, donde hace 200 aós fue fusilado José Maria Morelos y Pavón, el siervo de la nación. Michoacan, la labor de su primer obispo, don Vasco de Quiroga, quién organizó a los indígenas para trabajar, no sólo las tierras sino las artesanías. Ahí mismo en la antigua Valladolid, donde Miguel Hidalgo y Costilla, se formó como sacerdote y ejerció su ministerios sacerdotal. El mismo José María Morelos y Pavón, en esa ciudad nació hace 250 años, y se formo como sacerdote. Michoacan, tierra de santos y martires de la Cristiada de 1926-1929.

redaccion

TEEV revocó nombramiento de Moctezuma Lobato

Previous article

El Chapo atestiguaría en favor de Kate del Castillo: abogado

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas