PrincipalEspectaculos

Rocío Dúrcal, eternamente más bonita que ninguna

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- Se cumple una década sin Marieta, como era conocida en su círculo familiar y de amigos, una mujer irrepetible, desenvuelta, expresiva, directa y franca, que dejó un legado musical único, un repertorio de rancheras, tangos, boleros y baladas, entre otros géneros que cultivó durante cuatro décadas de carrera.

A los diez años de su muerte, el 25 de marzo de 2006, en su domicilio de Torrelodones (Madrid), el recuerdo de Rocío Dúrcal sigue vivo, su música de actualidad, como el recopilatorio de más de 50 canciones que el sello Sonic Music ha lanzado coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento.

Canciones como “Fue tan poco tu cariño”, “Me gustas mucho”, “Desaires”, “Amor eterno”, “La gata bajo la lluvia”, que fueron número uno en sus tiempos, y temas que interpretó con Julio Iglesias (“Cómo han pasado los años”), Sergio Dalma (“Si nos dejan”), Manolo García (“Luz de luna”), con Roberto Carlos (“Si piensas, si quieres”) y Juan Gabriel (“Tarde”), entre otros.

Una selección de canciones que dieron la vuelta al mundo y siguen presentes entre su legión de seguidores, tanto en España como América, porque si algo destaca en la carrera musical de María de los Ángeles de las Heras Ortiz, su verdadero nombre, es que fue tan aclamada en su país como en todo el continente americano, desde Argentina hasta Alaska, con especial mención en México, donde está considerada “la española más mexicana”.

ROCÍO DÚRCAL, UN NOMBRE AL AZAR
Nacida en Madrid en 1944, sus cualidades artísticas y, sobre todo, musicales, fueron descubiertas en edad infantil por el productor Luis Sanz, una niña prodigio que primero se hizo llamar Rocío Fiestas, luego Rocío Benamejí, hasta el definitivo de Rocío Dúrcal, nombre que adoptó, según reconoció en distintas ocasiones, porque Rocío era cómo la llamada su abuelo al recordarle “al rocío de la mañana”.

El apellido Dúrcal tuvo algo de aleatorio, porque para elegirlo cerró los ojos ante un mapa de España y dejó caer su dedo sobre Dúrcal, un pueblo de la provincia de Granada.

Desde entonces la música y el cine fueron su vida. A su debut cinematográfico en 1961 con “Canción de juventud”, le siguieron una quincena de películas como “Rocío de La Mancha”, “Tengo 17 años”, “Más bonita que ninguna”, “Acompáñame”, “Las Leandras”, “Buenos días, condesita”, “Amor en el aire” o “La novicia rebelde”, además de alguna interesante incursión en el teatro como “La muchacha sin retorno” o “Contacto peculiar”.

En el plano musical, Rocío Dúrcal ha dejado un variado repertorio de pasodobles, tangos, baladas, boleros, rumbas y, sobre todo, rancheras.

“A mí me gusta cantar rancheras, hasta me salen callos en los puños cuando las interpreto”, declaraba en 2000. De su unión con las rancheras mucho tuvo que ver el compositor mexicano Juan Gabriel con quien grabó varios discos, entre ellos “Rocío Dúrcal canta a Juan Gabriel”, “Cuando decidas volver”, “Once éxitos de Juan Gabriel” y “Otra vez juntos”.

Trabajos por los que fue reconocida en Latinoamérica, recibiendo innumerables premios y éxitos, coronados en 2005 con el Grammy Latino a la Excelencia Musical “por su excepcional contribución en el campo de la música grabada”.
Curiosamente, Rocío Dúrcal estuvo nominada a los Grammy en cuatro ocasiones, la última vez por su álbum “Alma ranchera”, en 2004, sin éxito. “El Grammy me lo terminarán dando por aburrimiento”, declaró la cantante española entonces.

En aquellos momentos, Rocío Dúrcal ya había sufrido la extirpación de la matriz, en octubre de 2001, por un cáncer y, tres años más tarde, le detectaron unas pequeñas manchas pulmonares por lo que tuvo que someterse a un tratamiento de quimioterapia que le hizo perder el pelo. “Dentro de poquito ya podré llevar rizos y las melenas. Me veo monísima y guapísima. Estoy como la teniente O’Neill, pero no pasa nada”, declaraba a la revista “Semana”, en abril del año 2005.

EL AMPARO DE SU FAMILIA
Durante su enfermedad siempre estuvo a su lado Antonio Morales “Junior”, con el que estuvo casada más de 35 años. “Junior”, que formó un brillante dúo con Juan Pardo, “Juan y Junior”, murió ocho años después de Dúrcal.

“Junior siempre ha estado en la sombra, ayudándome y aconsejándome”, declaraba Rocío Dúrcal en 2005 en una entrevista en referencia a su marido que dejó su carrera musical por acompañarla.

“Siempre ha estado cuidando de mí y no ha dejado que pasase por alto nada. Si alguna vez he trabajado más de lo debido ha sido porque yo he querido, no por él, que me ha cuidado mucho y se ha preocupado de que mi carrera fuese perfecta”.

Carmen (1970), Antonio (1974) y Sheila (1979) son el mejor legado dejado por Rocío y Junior, sus tres hijos. La pequeña Sheila ha seguido los pasos de su madre y es una reconocida cantante, especialmente en México, un país que sigue queriendo y admirando a Marieta, la gran “Señora” que nos dejó hace diez años.

Para recordar
> María de los Ángeles de las Heras Ortiz, era el verdadero nombre de la artista.
> ‘La española más mexicana’ nació en Madrid en 1944.
> Tras su muerte, la familia trasladó parte de sus cenizas a la Basílica de Guadalupe

El dato
> Rocío Dúrcal era una mujer irrepetible, desenvuelta, expresiva, directa y franca, que dejó un legado musical único, un repertorio de rancheras, tangos, boleros y baladas, entre otros géneros, que cultivó durante cuatro décadas de carrera.‘Junior’, quien estuvo casado con la artista durante 35 años murió en 2014.

Crédito: Vanguardia

redaccion

Microsoft suspende chatbot que aprendió demasiado

Previous article

Sólo 8 de cada cien mexicanos vacaciona en Semana Santa: sondeo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal