Estatal

Despidos en el gobierno, en el peor momento político y social de Veracruz

0

Glosario del momento | René del Valle Bosas. Diario de Xalapa.-  La situación por la que atraviesa el estado sigue llevando al gobierno a tomar medidas drásticas y dolorosas para los veracruzanos. Varias de esas acciones, incluso, son contrarias a lo que el gobernador prometió cuando andaba en campaña.

Empezando la semana el secretario de Finanzas, Guillermo Moreno Chazzarini, hizo un anuncio que no contribuye a mejorar el ánimo de los veracruzanos que además de padecer la falta de dinero y de empleo sufren los embates de la inseguridad.

El titular de la Sefiplan dio a conocer que viene otro recorte de burócratas y añadió que van a considerar a los de menor antigüedad para que sean los primeros que queden desempleados.

Esta noticia cae como balde de agua fría a los veracruzanos y llega en el peor momento social de la entidad. Este nuevo recorte se sumará a los que ya se han dado desde que inició la actual administración estatal.

Son constantes las quejas de grupos de estudiantes y deportistas que exponen la falta de apoyos, que no les pagan sus becas y que no les entregan completos los recursos para desarrollar sus programas.

Los empresarios también acusan que no les han pagado adeudos de años y que tampoco son contratados los servicios de empresas veracruzanas. Concretamente señalan que se ha dado preferencia a las poblanas.

Prestadores de servicios como hoteleros y restauranteros han dado cuenta de que sus ventas están a la baja, que por más que ofrecen paquetes con descuentos no logran captar turistas porque ha bajado la afluencia de visitantes a tierras veracruzanas.

La falta de circulante, la violencia y la inseguridad provocan incertidumbre, temor, angustia, molestia y otros sentimientos encontrados en los veracruzanos y el problema se extiende a otros niveles, como lo han hecho saber quienes ofrecen servicios nocturnos.

Los llamados antros, bares y restaurantes no tienen la misma afluencia de clientes de antes y a esta baja de ingresos se suma el hecho de que los propietarios son asediados por los grupos que les cobran “derecho de piso”.

Ese es el contexto en el que Moreno Chazzarini da a conocer que con la reingeniería que se plantea realizar en el Poder Ejecutivo estatal, se contemplan despidos de servidores públicos.

Lo que se busca, según dijo el funcionario, es lograr un ahorro que iría de mil a 2 mil millones de pesos y aclaró que en los despidos se respetará la ley y se considerará a las personas que tengan menor antigüedad.

El argumento del secretario es que Veracruz enfrenta un déficit presupuestal de 10 mil millones de pesos, por lo que con la mencionada reingeniería se pretende hacer un ajuste en los gastos de la administración y de los organismos públicos descentralizados.

“Definitivamente, al día de hoy tenemos un déficit que anda en alrededor de los 10 mil millones de pesos y que tenemos que ver cómo lo cubrimos, pero preferentemente estamos analizando la situación de aquellos con menor antigüedad”, dijo al pie del monumento al Padre de la Patria.

“No te podría decir el número de personas, pero el ahorro no sólo se hará en plantillas, es también en capítulo 2000 y 3000 de materiales y servicios generales, ahí es donde vamos a reducir al mínimo”, argumentó.

*** Quien prefirió evadir el escabroso tema fue la secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Indira Rosales San Román, se negó a declarar si habrá más despidos en la dependencia que ella encabeza.

Como buena aspirante a ser candidata a una diputación prefirió decir que lo importante es que se integrarán 300 mil familias más al programa Veracruz Comienza Contigo.

“Lo importante es que estamos redoblando la materia en el programa Veracruz Comienza Contigo y tendremos 600 mil familias al finalizar el año, que van a recibir el apoyo alimentario de manera mensual”, precisó.

A pregunta directa reviró a los reporteros: “Cualquier información que necesiten está en transparencia y lo estamos haciendo de manera legal”.

DANTE DELGADO, DE LA MANO DE YUNES LINARES

Diversas críticas y comentarios provocó el hecho de que el presidente de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, se haya sumado a la alianza de la que forman parte PAN y PRD, porque esto significará que MC con DDR tendrán que apoyar al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y a quien se da como seguro candidato a gobernador para el próximo año, el hijo del mandatario, Miguel Ángel Yunes Márquez.

A Dante le recordaron aquel tiempo cuando era gobernador Patricio Chirinos y Yunes fungía como secretario de Gobierno. En aquel entonces el mandatario estatal y su colaborador debieron acatar una instrucción política del entonces presidente Ernesto Zedillo y acusaron a Delgado Rannauro de un delito que ya había prescrito y aun así lo encarcelaron.

Al dirigente de MC siempre se le vio distante al grupo de Yunes y en alguna ocasión hizo declaraciones en su contra. Hoy acaba de integrarse a un frente al lado de Ricardo Anaya, que traerá como consecuencia que en Veracruz trabaje al lado de quien operó para que él fuera encarcelado.

A lo mejor ya entendió y comprendió que quienes tenían el poder político en Veracruz actuaron de acuerdo con las circunstancias políticas y que únicamente se concretaron a dar cumplimiento a una orden de su jefe político.

Ya los veremos el próximo año haciendo campaña juntos.

redaccion

ISSSTE, Preparado ante Huracán “Katia”: Elizabeth Morales

Previous article

Katia, Irma y José: los tres huracanes que amenazan a México

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Estatal