Nueva Trama de Financiamiento ilegal mancha las elecciones de 2012

Publicado el enero 10, 2018 a las 8:25 PM  ·   Sin Comentarios

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) – El hallazgo apunta a la alianza encabezada por el PRI, que postuló a Peña Nieto, aunque el fallo del INE ‘embarra’ a todos los partidos en un esquema de pagos ocultos a través de empresas fantasma.
Fondeo paralelo Los consejeros electorales reprobaron que los partidos busquen vías de financiamiento adicionales a los millonarios recursos públicos que reciben.

Y casi seis años después, las elecciones de 2012 siguen generando polémica. Un nuevo esquema de financiamiento ilícito a través de empresas fantasma señala de pagos ocultos a todos los partidos, pero principalmente al PRI, que entonces postuló como candidato presidencial a Enrique Peña Nieto.

El Instituto Nacional Electoral (INE) documentó, tras casi cinco años de pesquisas, una trama de depósitos a representantes de casilla que participaron en dichos comicios, en la cual una compañía fachada transfirió el dinero a tarjetas Bancomer, y por la cual el órgano autónomo impuso multas millonarias a todas las fuerzas políticas. Los representantes de éstas manifestaron inconformidad, por lo que se espera que impugnen el fallo.

Los partidos recibieron multas por un total de 36.9 millones de pesos: 1 millón 878,478 pesos para la alianza PRI-PVEM, que postuló a Peña Nieto, y 626,728 para la coalición PRD-PT-MC, cuyo candidato presidencial fue Andrés Manuel López Obrador.

Partido
Multa (pesos)
PRI 29 millones 340,004
PVEM 964,000
Total alianza de EPN 30 millones 304,004
PRD 1 millón 500,000
PT 1 millón 648,000
Movimiento Ciudadano 964,000
Total coalición de AMLO 4 millones 112,000
PAN 1 millón 484,000
Nueva Alianza 978,000
“Resulta inaceptable que se urdan tramas de financiamiento paralelo (…) rompe la lógica misma del juego democrático y vuelve a la política un juego sucio e indigno, en donde la lucha por el poder presuntamente justifica el recurso a cualquier tipo de treta y contribuye al grave y preocupante desprestigio y descrédito de la política y de la democracia, que debería preocuparnos a todos”, advirtió el consejero presidente, Lorenzo Córdova.

“UNA NOVELA DE ENREDOS”
El consejero Ciro Murayama relató el hallazgo, descrito como una “novela de enredos” por su compañera Pamela San Martín.

En 2012, el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) investigaba la queja conocida como #Monexgate —un caso que puso en entredicho la validez del proceso en el que Peña Nieto fue electo como presidente—, cuando recabó dos testimonios de priistas que declararon haber sido representantes de casilla y haber recibido pagos por su labor (de 2,000 pesos), pero no en tarjetas Monex sino de Bancomer.

A raíz de esto, la Unidad de Fiscalización de la autoridad electoral abrió un nuevo expediente el 18 de enero de 2013.

Los ‘sabuesos’ del INE hallaron ocho tarjetas contratadas con Bancomer por la empresa Logística, Estratégica ASISMEX, SA de CV, misma que en el periodo electoral recibió depósitos por al menos 1,394 millones de pesos. Murayama resaltó que, de los siete aportantes de la compañía, ninguno fue localizado o estos negaron relación con ASISMEX, además de que estos movimientos monetarios no fueron encontrados en facturas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), ni tampoco se ubicó a la empresa en el domicilio asentado ante el SAT.

“Una empresa, en suma, que se esfumaba, que no se localizaba”, dijo el consejero electoral.

SECRETO BANCARIO
Murayama enfatizó que “tras años de requerimientos”, apenas hace 40 días, y gracias a la intermediación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Bancomer les entregó una base de datos con los beneficiarios de las tarjetas de ASISMEX, donde se encontraron las ocho tarjetas del expediente.

Dichos plásticos recibieron depósitos cuatro días antes de la jornada electoral del 1 de julio de 2012, y no fueron los únicos, pues el INE detectó que ese mismo día ASISMEX dispersó un total de 63.5 millones de pesos. Entre los 30,707 nombres contenidos en la base de datos de Bancomer, los fiscalizadores localizaron coincidencia de datos con 7,311 personas registradas como representantes de casilla de los partidos, a quienes se pagó 18 millones 441,000 pesos; las tarjetas no volvieron a ser fondeadas. Así se distribuyeron los depósitos:

Partidos Representantes pagados Depósitos recibidos (pesos)
PRI y Verde 5,613 15 millones 152,000
PRD, PT y Movimiento Ciudadano 1,026 2 millones 058,000
PAN 369 742,000
Nueva Alianza 243 489,000
“Estamos ante una trama de financiamiento paralelo irregular opaco”, dijo Murayama, quien reconoció que aunque solo consiguieron la confesión de dos beneficiarios, estos son “la huella de ADN, el cabello o la muestra de sangre que identifica al resto de la operación de la trama”.

EL DESLINDE
Los representantes de PAN, PRD, MC y Panal se deslindaron de la trama. El panista Eduardo Aguilar apuntó a un intento de “comprar” a sus representantes de casilla por parte de sus contendientes.

La priista Claudia Pastor recordó que cuentan con mecanismos para defenderse ante otras instancias por estas acusaciones.

¿HABRÁ SECUELA?

La consejera Claudia Zavala abrió la puerta a un ‘esta historia continuará’, al recordar que el fallo da aviso otras autoridades revisoras para que determinen la posibilidad de fincar nuevas responsabilidades.

“La historia no termina”, indicó.

  • Twitter
  • Facebook
  • E-Mail
Comentarios (0)