ColumnistasÁngel Rafael Martínez Alarcón.

Luis Felipe Aguilar Ramírez, un campeón del mundo

0

Ángel Rafael Martínez Alarcón
Emma y Luis Felipe, fueron dos hermanos, ella nació a finales de los años 50´y él a principios de los años 60´del pasado siglo XX; el gran siglo de todos los avances tecnológicos al servicio del hombre en todos los reglones de la vida. Pero a ellos dos justamente, el destino les jugó una mala partida, que los marcaron el resto de sus vidas; el mismo día sus nacimientos, en un hospital de la ciudad de México, Distrito Federal. Ambos hermanos llegaron a sobrevivir hasta la edad de 58 años. El parto de dichos hermanos, fueron atendidos por médicos que utilizaron los fórceps, un tipo de tijeras para auxiliar el alumbramiento del producto; los médicos realizaron pesimamente su trabajo, por milésimas de segundos y cálculo de la fuerza para le expulsión del bebé; los fórceps son colocados en la cabeza del infante, afectándoles su tierno cerebro. No hubo castigo para los médicos que atentaron contra la vida de Emma y Luis. Marcándoles una impronta llamada incapacidad intelectual. Este criminal descuido médico trastorno la vida de un joven matrimonio y a sus hijos. Hubo un binomio la voluntad de los hijos para vivir y de sus padres consagrados en sacar adelante a los niños. Quien siempre estuvieron a la altura de las circunstancias para con sus hijos. En esos años muchos padres con hijos deficientes mentales los condenaban al entorno del hogar, el ingeniero Ángel Aguilar y Emma Ramírez, asumieron el gran reto que le imponían la enfermedad de los hereros. Este joven matrimonio, iniciaron un largo peregrinaje en las instituciones de salud mental de la Ciudad de México. Todos los estudios médicos, las escuelas especiales tanto del D. F. y de Xalapa. Entre ir y venir, los hermanos crecen se hacen adultos, siempre con los cuidados de su madre.
Amén, la familia Aguilar Ramírez, llegaron otros tres integrantes, así fueron cincos hijos. Era la media nacional del numero de hijos, era el México del desarrollo estabilizador.
Emma Ramírez, un producto de la cultura del esfuerzo, pasando del mundo rural del Estado de México, a la urbanización del Distrito Federal. El acontecimiento de sus dos hijos deficientes mentales, y como mujer de su tiempo histórico, supo tomar su cruz que la incompetencia médica le había impuesto. Esposa, madre, burócrata, tía, e hija, fueron sus años de vida. Siempre fiel a sus creencias entorno a la familia. Los hijos fueron creciendo, en la escuela especial, las actividades deportiva para Luis Felipe. Llegó también el día de mudar de ciudad, de la gran ciudad de México, a la pequeña ciudad de Xalapa, que dista un poco mas de 300 de kilómetros entre ambas ciudades. Llegar a la calle de Alberto Calderón de la colonia Ferrer Guarda. En donde Luis Felipe, luego estableció amistad con sus vecinos; e integrarse la escuela especial él y su hermana, como también las instalaciones deportivas para las prácticas deportivas.
Luis Felipe Aguilar Ramírez, nació el Distrito Federal, el 17 de diciembre de 1960, y murió el Boca de Rio, Ver, el lunes 2 de septiembre del 2019; a la 58 de años, aunque el murió la conciencia que tenia 39 años. Esta tarde de lunes, su rutina cotidiana, sólo era afectada por las altas temperaturas de la canícula. Comió con su peculiar estilo; pasó a sus aposentos para la rigurosa siesta, de la cual ya nunca despertó. Hasta en su muerte, fue un campeón, no hubo ninguna enfermedad de gravedad ni agonía larga. En menos de unos segundo, volvió al recuentro con los suyos, los de siempre: Ángel, Emma hermana, Emma madre.
Luis Felipe, desde sus niñez, supo que el mundo del deporte, era su única alternativa, ante la incapacidad intelectual que le impusieron desde los primeros minutos de su nacimiento. El Béisbol, el fútbol, el atletismos, fueron sus practicas deportiva en toda su vida, las cuales tomo como toda la responsabilidad, y disciplina. Era todo su entorno los deportes que muchas veces seguía por la televisión. Memorizaba las estadísticas de los goles, el más ferviente seguidor del club América. Olimpiadas, mundiales, torneos siempre estaba pendiente, y muchas veces al verte te explicaba el estado que guardaba el mundo del deporte, pero lo importante para él era su entrenamiento de lunes a viernes y el fin de semana para jugar; no importando el resultado, ni las condiciones climáticas. Participó en números encuentros deportivos en los más diversos Estados de la República, pero sus grandes logros fue su participación en China 2007 y Puerto Rico 2010 Cfr. Diario de Xalapa, 21 de octubre de 2007.
Con su partida se escribió lo siguiente: Todos los que colaboramos o hemos colaborado en el Programa Estatal nos unimos a la pena que embarga a la familia de uno de los atletas más emblemáticos y fundadores de los centros de entrenamiento en nuestro estado, nos referimos tristemente a Luis Felipe Aguilar Ramírez.
Nació en la Ciudad de México, muy temprano lo llevaron a jugar béisbol en la liga Maya, a practicar natación en la Villa Olímpica, a jugar fútbol en cualquier cancha, calle o patio que le pusieran enfrente.
Cuando se mudó con su familia a Veracruz, demostró que los grandes deportistas se hacen a base de esfuerzo y dedicación, le trajo al estado que lo adoptó la medalla de plata de los 2o Juegos Deportivos Latinoamericanos realizados en Puerto Rico, donde la obtuvo con el equipo de fútbol y el oro Olímpico en las Olimpiadas Especiales de Shanghái, China en la disciplina de básquetbol. Olimpiadas Especiales
Hasta siempre Luis Felipe, hoy inicias otros torneos deportivos, allá donde encuentres, y con la certeza que seguirás siendo un campeón.

redaccion

Imparte IMSS Curso de Desarrollo Gerencial

Previous article

Con apoyo del IMSS, más de 19,800 adultos mayores han concluido sus estudios de primaria y secundaria

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas