Jeremias Zuñiga Mezano

Escenario político para Veracruz

Dr. Jeremías Zúñiga Mezano

 

 

Inició el proceso electoral en el Estado de Veracruz en un ambiente enrarecido por la confrontación entre los aspirantes con mayor respaldo social y el gobernador de la entidad veracruzana, esto debido a los señalamientos permanentes y directos de corrupción, complicidad y endeudamiento del erario público, provenientes de la oposición y de los priistas mejor posicionados en las encuestas; y por la alianza tacita de los actores políticos no identificados con el grupo en el poder, que buscan la alternancia y pluralidad política.

 

Veracruz vive un proceso electoral complejo, debido a la obsesión por el poder de parte de quienes gobernaron y gobiernan, rompiendo las reglas básicas de la política democrática, mismas que a ellos les permitió  acceder al servicio público. La democracia no admite tiranías o dictaduras, pretender utilizar la fuerza, intimidación o la violencia para extender un régimen político, es un error que se está pagando con la estabilidad y progreso de la entidad. Los políticos profesionales saben que su actividad les permite acceder al poder posicional, el cual es temporal; sin embargo, cuando se utiliza el poder para servir a los gobernados, se conquista el poder personal que trasciende los periodos de gobierno.

 

En Veracruz está en disputa la renovación del grupo político en el poder, lo cual ha llevado a los actores y partidos políticos a realizar alianzas estratégicas que permitan sustituir a los personajes que en la última década han determinado quienes contenderán y ocuparán las principales posiciones políticas y de gobierno. Para lograrlo, se busca romper con las formas tradicionales de selección y designación de candidatos, lo cual ha provocado que el gobernador se incorpore activamente a la contienda, demeritando la investidura que representa, al olvidar que él ya es parte de la historia de quienes han gobernado a Veracruz, y su papel debe ser de estadista, no de candidato o jefe de partido.

 

Quienes van adelante en las encuestas son: Héctor Yunes y José Yunes por el PRI y Miguel Ángel Yunes por el PAN, aunque también han sido mencionados en los estudios de opinión; Eric Lagos y Alberto Silva por el PRI, Bueno Torio y Fernando Yunes por el PAN, Dante Delgado y Cuauhtémoc Pola por Movimiento Ciudadano, Gerardo Buganza como candidato independiente. Sin embargo, Héctor, Pepe y Miguel Ángel son los aspirantes con mayor respaldo ciudadano, situación que ha provocado la preocupación del grupo político en el poder, porque estos actores han sido los que han señalado las irregularidades de algunos funcionarios cercanos al gobierno.

 

¿Qué necesita Veracruz?

 

Un gobernador de transición: para poner en orden las finanzas públicas; que busque la justicia en lugar de la venganza; que permita el fortalecimiento e independencia de las instituciones; que no interfiera en las actividades políticas de los partidos de oposición; que garantice la libertad de prensa; que conforme un equipo de trabajo incluyente; que sea un político profesional, conocedor del diseño y gestión de las políticas públicas, sereno, con la capacidad de escuchar, libre de señalamientos y vínculos con actividades ilícitas; con respaldo social para impulsar los cambios que Veracruz requiere; que haga una alianza solida entre sociedad, medios de comunicación y gobierno; que concerté en lugar de comercializar las voluntades; que garantice la seguridad de los habitantes, visitantes  y las inversiones en la entidad; que vea más allá de su periodo de gobierno; que genere políticas públicas que promuevan la independencia financiera en sustitución de las políticas asistenciales; que cimiente las bases para cambiar  la historia de Veracruz.

 

Veracruz puede ser mejor.

 

#Va por Veracruz

 
Twitter: @jeremiaszm
Pagina Facebook Jeremias Zuñiga Mezano
Correo: jeremias.zuniga@gmail.com

Mas Jeremias Zuñiga Mezano

¿Qué es más importante el presente o el futuro?

Jeremias Zuñiga Mezano

Las decisiones tomadas en el pasado por: presidentes, gobernadores, senadores, diputados, alcaldes, usted o yo; son el resultado del presente que vive México, Veracruz y cada uno de sus habitantes. La vida son decisiones, usted, ahora es resultado de esas decisiones –buenas, malas, responsables o inconscientes- incluso, hasta el no decidir o actuar es una forma de decisión. Somos el resultado de lo que se ha hecho o dejado de hacer.

El pasado no se puede cambiar. El futuro se puede construir a través de las decisiones que se tomen en el presente.
En México se habla de la necesidad de cambiar, pero se actúa pensando en el pasado.

En México se discursa permanentemente sobre la necesidad de cambio, acción futura; sin embargo no se actúa para que ese cambio suceda, por el contrario permanece la añoranza del pasado, querer conservar el statu quo –estado original de las cosas-. El cambio genera temor por la incertidumbre de lo que pueda ocurrir en el futuro. Se debe tener presente que él cambio no se puede detener, es algo inminente que sucederá; lo que si se puede, es influir para que él cambio sea algo positivo que favorezca: al país, estado, municipio, familia y usted. El cambio es la ventana por la cual el futuro entra en la vida de todos. El cambio es algo que va llegar y se debe saber enfrentar. El cambio debe ser un proceso evolutivo y dinámico, jamás estático. La capacidad de adaptarse al cambio en el presente determinará y marcará el futuro.

Porque es más importante el futuro
Si el pasado no se puede cambiar, y el presente es el resultado de las decisiones tomadas en el pasado; entonces, solo queda actuar para construir un futuro que mejore la calidad de vida de todos los habitantes de la comunidad.

El futuro de todos esta en los niños, adolescentes y jóvenes; lo que se haga por ellos hoy, será el resultado que viviremos en el futuro; de ahí la trascendencia de ayudar a este sector de la población a que construya un proyecto de vida que les de sentido, que los inspire actuar de manera responsable y consiente en cada momento. Mahatma Gandhi dijo “Vive como si fueras a morir mañana” sin embargo la frase no termina ahí “Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir para siempre”. Esta frase tiene diferentes acepciones, una de ellas: aprovecha al máximo cada instante de tu vida, no gastes sólo tu tiempo, el conocimiento y aprendizaje esta a tu alrededor, en cada acción y es eterno. Has un alto para observar lo que esta sucediendo en tu entorno, reflexiona y actúa.

Existen millones de personas que todos los días se levantan y preguntan ¿qué vamos hacer hoy? Seres humanos que solo gastan su tiempo, porque carecen de un proyecto de vida que los lleve actuar de manera programática para conseguir un resultado previamente esperado. El tiempo es un recurso democrático, todas las personas tenemos 24 horas al día, 365 días al año; si bien no sabemos cuanto tiempo viviremos, si podemos destinar cada segundo de nuestra vida a una actividad que de sentido y razón de nuestra existencia. Se exige al gobierno un plan nacional, estatal o municipal de desarrollo para saber que van hacer con los recursos en el tiempo de su encargo; también es necesaria cuestionarse ¿Qué vas hacer con tus recursos o talentos en el tiempo de tú existencia? Al gobierno se le puede exigir un proyecto de nación para saber en donde se vincula el plan de gobierno con tú proyecto de vida, sin embargo, al gobierno no le puedes exigir un proyecto de vida, salvo que renuncies al libre albedrio.

México requiere una visión, misión y objetivos en los cuales todos sus habitantes estén contemplados, de lo contario seguiremos: gastando el tiempo, sin rumbo, a la deriva, literalmente “viviendo como si fueras a morir mañana”, aunque estadísticamente es menos probable.

Los niños, adolescentes y jóvenes son el recurso más impórtate de México y la mejor inversión para el futuro; lo que se haga por ellos hoy, se lo regresaran a la sociedad mañana.

Dr. Jeremías Zúñiga Mezano

Twitter: @jeremiaszm

Pagina Facebook Jeremias Zuñiga Mezano

Correo: jeremias.zuniga@gmail.com


Publicidad
Últimas noticias
Archivo