Internacional

Lamentable masacre en Río de Janeiro, Brasil

3

RÍO DE JANEIRO (El Universal).— Una escuela de la periferia de Río de Janeiro vivió ayer una sangrienta tragedia cuando un ex alumno, aparentemente desequilibrado, abrió fuego contra niños que comenzaban las clases del día y mató a por lo menos 12 de ellos e hirió a otros 12, antes de suicidarse.

La matanza ha causado consternación en Brasil, un país que pese a los altos índices de asesinatos y violencia en sus ciudades no había sido escenario nunca de un incidente de este tipo, que provocó el “repudio” de la presidenta Dilma Rousseff.

Los hechos ocurrieron en la escuela municipal Tasso da Silveira, situada en Realengo, un populoso barrio del extrarradio de la ciudad cuya normalidad fue alterada por los disparos del asesino que causaron pánico entre los más de 400 estudiantes del plantel y entre los vecinos, que se agolparon frente al lugar en busca de noticias de sus hijos.

Muchos padres de familia entraron en estado de choque al constatar que sus hijos estaban entre los muertos o heridos, mientras los bomberos corrían contra el tiempo para trasladar a las víctimas en ambulancias o helicópteros a los hospitales.

Las víctimas mortales son 10 niñas y dos niños, de entre 12 y 15 años. La mayoría fue alcanzada por impactos de bala en la cabeza y el tórax, según explicó la Secretaría de Salud.

Otros 12 estudiantes que resultaron heridos fueron ingresados en distintos hospitales de la zona y, según los médicos, dos de ellos están en estado grave. Según las autoridades, dos de los chicos heridos alcanzaron a salir de la escuela y pidieron auxilio a tres policías que fiscalizaban vehículos en el sector. Éstos entraron de inmediato al centro educativo y uno de ellos le disparó al atacante en las piernas, cuando subía las escaleras hacia la tercera planta, para evitar que siguiera su recorrido criminal.

El atacante, identificado como Wellington Menezes de Oliveira, de 23 años, era un ex alumno de la escuela y, al verse rodeado por los policías, se suicidó de un disparo, según la Secretaría de Seguridad de Río de Janeiro. Menezes de Oliveira, quien de acuerdo con un antiguo patrón suyo era una persona “introvertida y calmada”, dejó una carta con instrucciones sobre su entierro, en la que pidió que su cuerpo no sea tocado por “impuros” sin usar guantes y dio muestras de fanatismo religioso. En la nota publicada por la Policía, el pistolero pidió que su cadáver sea “lavado” y preparado para el entierro y recomendó que no sea tocado por “impuros” y que sólo lo hagan “los castos o los que perdieron su castidad después del matrimonio y no se involucraron en adulterio”.

Inicialmente, voceros oficiales dijeron que Menezes de Oliveira había hecho menciones en su carta al islam y a que estaba infectado con el virus del sida, pero en la misiva mostrada a la prensa no hay tales referencias.

Testigos citados por las autoridades dijeron que el agresor, quien estaba bien vestido, entró en la escuela asegurando que era un conferenciante que iba a participar en un seminario con motivo del cuadragésimo aniversario del plantel y habló tranquilamente con una profesora que le reconoció como ex alumno.

La presidenta Rousseff dictó luto oficial de tres días tras la muerte de los menores. La mandataria, quien según el portavoz de la Presidencia, Rodrigo Baena Soares, está “en shock y consternada” por la tragedia, lloró ayer públicamente al aludir a la masacre durante una ceremonia realizada en Brasilia para festejar la marca de un millón de trabajadores que ingresaron en el mercado laboral formal.

“No era una característica de nuestro país que ocurra este tipo de crimen. Por esto todos debemos estar unidos en el repudio a este tipo de violencia, sobre todo cuando está dirigida hacia niños indefensos que hoy perdieron sus vidas y su futuro”, dijo Rousseff, entre lágrimas, según reportó su vocero.

Sin precedentes

La masacre no tiene precedentes en Brasil y es casi inédita en América Latina. En la región el antecedente más recordado es el de la villa argentina de Carmen de Patagones, donde en 2004 un alumno de 15 años mató a balazos a tres compañeros del colegio y dejó heridos a otros cinco.

redaccion

IMSS recomienda medidas para evitar el Golpe de Calor

Previous article

Instituyen el Maratón del Mariachi

Next article

You may also like

3 Comments

  1. Couldnt agree more with that, very attractive article

  2. It’s really a nice and helpful piece of information. I’m glad that you shared this helpful info with us. Please keep us informed like this. Thanks for sharing.

  3. It’s really a nice and helpful piece of information. I’m glad that you shared this helpful info with us. Please keep us informed like this. Thanks for sharing.

Responder a Hilma Dauila Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.