Nacional

Llama presidente a universitarios a integrarse a la Policía Federal

0

Distrito Federal. (Diario).— Luego de sugerir que la tarea policiaca debe ser concebida como un sacerdocio cívico, el presidente Felipe Calderón invitó ayer a los jóvenes, particularmente a los universitarios, a enrolarse en las filas de la Policía Federal (PF) y a asumir su incorporación como una opción de vida.

En el Día del Policía, cuyo decreto fue publicado ayer, Calderón pidió reivindicar al policía, respaldó al secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, y pidió a los Gobiernos estatales avanzar en la depuración de sus cuerpos policiacos.

“La transformación de la Policía Federal y, en general, de la profesión policial es una tarea que compete al Gobierno, pero donde toda la sociedad puede apoyar, porque sólo unidos lograremos que la Policía deje de ser y parecer una ocupación desprestigiada, y convertirla en lo que debe ser: una profesión honorable, que goce del respeto de la gente, un verdadero sacerdocio cívico de quienes están incluso arriesgando la vida al servicio de los demás”, planteó.

“Quiero invitar a los jóvenes mexicanos, en especial a los universitarios, pero a todos los jóvenes mexicanos, a que vean en el servicio público, y en particular en la Policía Federal una opción de vida y una opción de desarrollo profesional atractiva, pero mucho más que eso, algo más importante: que vean en esta opción el privilegio y la satisfacción de poder servir a México”.

Apenas la semana pasada, el rector de la UNAM, José Narro, había rechazado nutrir con estudiantes del bachillerato las filas de la Policía Federal.

En el Centro de Mando de la Policía Federal, acompañado por los miembros del Gabinete de Seguridad, Calderón abrió su discurso lamentando que la corrupción, la impunidad o la negligencia infectaran al policía a lo largo de los años.

“Ser policía, digámoslo con honestidad, para millones de mexicanos se convirtió en sinónimo de abuso y arbitrariedad. Policía para muchos representó sinónimo de corrupción. Ser policía se volvió sinónimo de la cultura de la mordida o del entre, de la improvisación de la nula capacitación y, por desgracia, de criminalidad.

“Hoy que México vive un momento delicado en materia de seguridad es urgente cerrar esa brecha y eso sólo puede lograrse formando cuerpos de seguridad que gocen del reconocimiento, el respeto y el aprecio de la sociedad”, apuntó.

Con ese diagnóstico, Calderón estimó necesario reivindicar el honor, la responsabilidad y la vocación de los buenos policías. Resaltó el trabajo de García Luna, cuyo desempeño “ha sido clave para iniciar la transformación profunda de la Policía Federal, en un cuerpo profesional dedicado a servir y a proteger a la comunidad”.

El mandatario exhortó a los Gobiernos de los estados a avanzar en la depuración, profesionalización y reclutamiento de policías, así como a dar forma a un nuevo modelo policial.

“Lo he dicho y lo reitero: el día en que contemos con 32 cuerpos policiales y profesionales y confiables, uno por cada entidad, habremos dado el paso fundamental en la lucha por la seguridad pública”, dijo.

El presidente apremió a los agentes a denunciar a aquellos deshonestos que con su comportamiento manchan el buen trabajo y el buen nombre de quienes sí tienen un compromiso real con la institución.

En compañía de su esposa, y además de entregar reconocimientos, Calderón presenció una exhibición de paracaidismo y un desfile con centenares de elementos de las seis divisiones de la PF.

“Quiero invitar a los jóvenes mexicanos, en especial a los universitarios, pero a todos los jóvenes mexicanos, a que vean en el servicio público, y en particular en la Policía Federal una opción de vida y una opción de desarrollo profesional atractiva, pero mucho más que eso, algo más importante: que vean en esta opción el privilegio y la satisfacción de poder servir a México”.

Apenas la semana pasada, el rector de la UNAM, José Narro, había rechazado nutrir con estudiantes del bachillerato las filas de la Policía Federal.

En el Centro de Mando de la Policía Federal, acompañado por los miembros del Gabinete de Seguridad, Calderón abrió su discurso lamentando que la corrupción, la impunidad o la negligencia infectaran al policía a lo largo de los años.

“Hoy que México vive un momento delicado en materia de seguridad es urgente cerrar esa brecha y eso sólo puede lograrse formando cuerpos de seguridad que gocen del reconocimiento, el respeto y el aprecio de la sociedad”, apuntó.

Con ese diagnóstico, Calderón estimó necesario reivindicar el honor, la responsabilidad y la vocación de los buenos policías. Resaltó el trabajo de García Luna, cuyo desempeño “ha sido clave para iniciar la transformación profunda de la Policía Federal, en un cuerpo profesional dedicado a servir y a proteger a la comunidad”.

Exhortó a los Estados a avanzar en la depuración, profesionalización y reclutamiento de policías, así como a dar forma a un nuevo modelo policial. “El día en que contemos con 32 cuerpos policiales y profesionales y confiables, uno por cada entidad, habremos dado el paso fundamental en la lucha por la seguridad pública”, dijo.

El presidente apremió a los agentes a denunciar a aquellos deshonestos que con su comportamiento manchan el buen trabajo y el buen nombre de quienes sí tienen un compromiso real con la institución.

En compañía de su esposa, y además de entregar reconocimientos, Calderón presenció una exhibición de paracaidismo y un desfile. (Mayolo López/Agencia Reforma)

redaccion

China responde a las acusaciones de Google

Previous article

Sin quejas en tránsito de Boca

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional