ColumnistasLic. Emilio M. Gómez

La informalidad prevalece en México

0

Pensamiento Compartido
Emilio M. Gómez

Los últimos datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) nos muestra que al término del cuarto trimestre del año pasado, los trabajadores ocupados en el sector de la informalidad alcanzaron una cifra que preocupa: 14 millones, la más alta en la historia de México, que representan al 29.2% de la población ocupada, tasa que superó a la del 27% del año anterior.

El año pasado, el número de mexicanos que obtienen sus ingresos de las actividades informales creció en un millón 648 mil 930 personas, según los datos del INEGI. Mientras  que las cifras del IMSS creció en ese mismo periodo en sólo 440 mil 902, para los trabajadores permanentes que cotizan en el Instituto. Esto se traduce que por cada plaza permanente (empleo formal) que se añadió al IMSS, se sumaron cuatro trabajadores a la economía informal.

Cifras que debe preocuparnos como país, ya que tener ese gran porcentaje de informalidad en el trabajo, nos indica lo equivocada y lamentable política laboral del Presidente Felipe Calderón; toda vez que no se ha logrado reactivar la economía, para que pueda generar los empleos que demanda el mercado del trabajo.

Esta cifra es muy superior a todos los empleos formales creados durante los cinco años del actual gobierno federal. Es decir, durante un año (2011), se generaron más empleos informales que todos los empleos formales creados en lo que va del gobierno encabezado por este Gobierno.

En este Sexenio se integraron a la informalidad 2 millones 595 mil 309 personas y esta cantidad es más grande que el número de empleos formales generados durante el mismo lapso de tiempo, que fue de 1 millón 678 mil 559.

De acuerdo con información publicada por la Secretaría del Trabajo, del 1 de enero de 2007 al 31 de diciembre de 2011, se generaron 1 millón 627 mil 725 empleos formales registrados ante el IMSS.

Si se suman los 50 mil 834 empleos que se registraron ante el Seguro Social en enero de 2012, el número de puestos de trabajo formales generados en lo que va de la actual administración asciende a 1 millón 678 mil 559.

Por otra parte, de acuerdo con información del INEGI, en el cuarto trimestre de 2006 había 11 millones 404 mil 691 personas en la informalidad y esa cantidad aumentó a 14 millones al cierre de 2011.

No es aceptable que el empleo esté en las calles, y que cada vez sea más precario y sin acceso a la seguridad social; pero también, sin aportar nada a las arcas de la nación, por estas percepciones que en muchos casos superan los salarios promedios de la mayoría de los trabajadores mexicanos.

Otros datos que nos muestra las cifras del INEGI, es que de cada 10 trabajadores, tres perciben dos salarios mínimos o menos; casi uno de cada dos carece de acceso a instituciones públicas de salud, y cuatro de cada diez carecen de prestaciones laborales.

El mismo INEGI reporta que al cierre del año pasado, el Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), tuvo 15 millones 260 mil 368 cotizantes, de un total de 47.8 millones de personas que se encontraban ocupadas, y que nos muestra la realidad en lo que compete a la Seguridad Social en nuestro país.

El Instituto señala que las mujeres empleadas en la informalidad alcanzaron cinco millones 715 mil. En el caso de los hombres, sumaron ocho millones 250 mil ocupados. Un millón 648 mil 930 personas engrosaron las filas de la informalidad entre el año 2010-2011, cantidad muy superior al promedio de los últimos años.
 
Al cierre del 2011, como ya se comentó, la población ocupada en el país se situó en 47 millones 836 mil 56 personas. Este universo mostró un crecimiento de dos millones 474 mil 223 trabajadores, respecto de los registrados al cierre de 2010, de acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), actualizados al cuarto trimestre de 2011 por el Instituto. Incremento de la población ocupada, que tuvo que ubicarse mayormente en el empleo informal.

Mientras que el desempleo, al cuarto trimestre de 2011 se situó en dos millones 437 mil, lo que representa 4.8% de la Población Económicamente Activa (PEA). Y si a esto le agregamos la población sub-ocupada, que alcanzó 4.3 millones de personas, nos da como resultados cifras preocupantes de empleo y subempleo en México.

Todas estas cifras amables lectores, serán tema de discusión en cualquier foro, y de acuerdo a sus protagonistas; porque cada quien defenderá su punto de vista, o como le vaya en la feria, como dicen en mi rancho; pero la realidad es que  contamos con un sector creciente de la población, fuera del mercado de trabajo y sin derechos laborales, o con empleos con bajos salarios y en algunos casos sin acceso o deficiente seguridad social, propiciando mayor pobreza en nuestra población, principalmente en zonas urbanas y serranas de nuestro país. Usted tiene amable lector, la mejor opinión. ¡Hasta la próxima!

Opiniones y sugerencias:

emilio_m_gomez@hotmail.com

pensamiento.compartido@gmail.com

redaccion

Integran pre-selección de ciclismo de montaña

Previous article

El Problema de caries dental es el que más se presenta

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas