ColumnistasLic. Emilio M. Gómez

Elecciones Federales 2012

0

Pensamiento Compartido
Emilio M. Gómez

La jornada electoral que se vivirá en nuestro país el domingo 1 de Julio de este año, será determinante en la vida democrática de México, siempre y cuando la participación ciudadana se dé con la madurez suficiente como para poder emitir un voto razonado, libre, analizado y sin coacción, para que México pueda por fin transitar hacia elecciones menos caras, eficientes,  y más democráticas para elegir a sus gobernantes.
En la elección federal del 2012 del próximo primero de julio, se elegirá Presidente de la República, 500 Diputados y 128 Senadores. Se imprimirán 251 millones de boletas; se capacitarán a un millón de ciudadanos de los cuales se seleccionarán a quienes contarán los votos que se reciban en alrededor de 150 mil casillas.
Las Elecciones Federales del 2012 en nuestro país, se encuentran enmarcadas en lo que se conoce como “Proceso Electoral Federal 2011 – 2012 en México”, que tendrán lugar el domingo 1 de julio de 2012 y en las cuales serán elegidos:
Un Presidente de la República, electo para un periodo de seis años sin posibilidad de reelección, que inicia su gobierno el 1 de diciembre de 2012 y concluye el 30 de noviembre de 2018, sucediendo a Felipe Calderón Hinojosa del Partido Acción Nacional.
128 Senadores, miembros de la cámara alta del Congreso de la Unión, 3 por cada estado de la federación y por el Distrito Federal, electos de manera directa y 32 por una lista nacional, todos ellos por un periodo de seis años que comenzará el 1 de septiembre de 2012, y concluye el 31 de Agosto del 2018.
500 Diputados Federales, miembros de la cámara baja del Congreso de la Unión, 300 elegidos de manera directa por cada distrito uninominal y 200 elegidos indirectamente a través de un sistema de listas nacionales por cada una de las 5 circunscripciones en las que se divide el país, todos por un periodo de tres años, que comenzará el 1 de septiembre de 2012, y concluye el 31 de Agosto del 2015.
El 7 de Octubre del 2011, el Instituto Federal Electoral, institución que se encarga del desarrollo de los procesos electorales federales en México, declaró formalmente iniciado el proceso.
Y a partir de ese día, los siete partidos políticos nacionales con registro ante el Instituto Federal Electoral, tenían posibilidad de registrar candidato a Presidente de México, y lo podrían hacer de manera individual o mediante la constitución de coaliciones electorales.
Quedando al final de sus procesos internos y de negociación entre los partidos, los siguientes Candidatos por cada Partido o Coalición: Josefina Vázquez Mota (PAN); Enrique Peña Nieto (Coalición “Compromiso por México”, formado con los Partidos; PRI, y PVEM);  Andrés Manuel López Obrador (Coalición “Movimiento Progresista”, formado con los Partidos: PRD, PT, y MC); y Gabriel Quadri de la Torre (Nueva Alianza).
Una vez definido las candidaturas de Partidos y Coaliciones, el Instituto Federal Electoral (IFE) determinó los lineamientos que tendrán que acatar los precandidatos a la Presidencia de la República, durante el periodo de inter-campaña, que se definía del 16 de febrero al 29 de marzo.
El IFE aseguró que éste no es un “periodo de silencio”, y aclaró que tampoco lo es para la competencia electoral, por lo que advirtió a los candidatos que las actividades de esta naturaleza podrían constituir “actos anticipados de campaña”, mismos que están sancionados por la ley.
Los precandidatos pueden:
– Hablar de los problemas nacionales, siempre y cuando no impliquen promoción de plataforma política.
– Entrevistas y difusión de noticias sobre los partidos políticos y coaliciones, sin que esto implique la compra de espacios.
– En este periodo, aclara el IFE, las autoridades electorales resolverán las posibles controversias internas de los partidos políticos y las coaliciones electorales en relación con sus candidaturas y fiscalizarán los recursos invertidos en las precampañas y hace un llamado de prudencia todos los actores políticos y medios de comunicación para garantizar el respeto al régimen constitucional.
Los precandidatos no pueden:
– Comprar publicidad y espacios en radio y televisión.
– Participar en mítines, reuniones públicas, asambleas, marchas y otros eventos en los que promuevan ante el electorado sus aspiraciones.
– Promover ante el electorado sus candidaturas.
– Los debates están prohibidos. Los medios de comunicación tampoco pueden invitar a los candidatos a este tipo de encuentros.
– Por ley, ni los partidos ni los candidatos tendrán derecho a spots y el tiempo destinado a ellos se ocupará; para las autoridades electorales. Los tiempos oficiales en medios serán utilizados exclusivamente por las autoridades electorales.
– Difundir su plataforma electoral.
Pero también hubo un Ciudadano que militaba en el PAN y que anunció su interés de registrarse como candidato a la Presidencia de la República.
El 6 de marzo de 2012, Manuel Clouthier Carrillo manifestó su intención de ser candidato independiente a la Presidencia de México, sin embargo tanto la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Artículo 116, fracción IV, inciso e) “Los partidos políticos solo se constituyan por ciudadanos sin intervención de organizaciones gremiales, o con objeto social diferente y sin que haya afiliación corporativa. Así mismo tengan reconocido el derecho exclusivo para solicitar el registro de candidatos a cargos de elección popular, con excepción de lo dispuesto en el artículo 2o., apartado A, fracciones III y VII de esta Constitución”; como el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales en el Artículo 218, párrafo 1)  “Corresponde exclusivamente a los partidos políticos nacionales el derecho de solicitar el registro de candidatos a cargos de elección popular”; por lo tanto no puede existir candidaturas independientes, ante lo cual el IFE manifestó que se verá imposibilitado a registrarlo como tal en caso de llegar a solicitarlo.
Y en casos como éste, se hace necesario que los legisladores puedan llegar a consensos, para impulsar candidaturas ciudadanas, y delimitar las facultades de los partidos, porque muchas veces solo son entidades para vivir del presupuesto federal, o simples cotos de poder.
En la actualidad contamos con siete partidos políticos, que si apartamos los dos más representativos, el ciudadano común desconoce que hacen por la República los demás partidos satélites que tenemos en México, y muchas veces se van en coalición con el ánimo de no desaparecer, porque ahí desaparecerían también sus prebendas.
Más de 5 mil millones de pesos es el monto que el Instituto Federal Electoral (IFE) destinará al financiamiento público de los partidos políticos para sus actividades de este 2012, lo que equivale al 33% del ingreso del Instituto.
De acuerdo con un estudio del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), en las elecciones del 2009 el gasto electoral fue de 20 mil 887 millones de pesos, lo que equivale al 10% del gasto en Educación Pública Nacional o al 85% del gasto en el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades de ese año.
La partida ordinaria que recibe cada partido comprende una cantidad especial para las campañas electorales, otra para sostener actividades ordinarias permanentes y una más para actividades específicas.
Una estimación elaborada por el Instituto, previo a la aprobación del presupuesto, indica que hay montos que rebasan los mil 600 millones de pesos, como el que recibirá el PRI en este año electoral, equivalente, por ejemplo, al ingreso anual de 28 mil 905 trabajadores (percibiendo dos salarios mínimos).
Por otro lado, la cantidad destinada al PAN (casi 1.3 mil millones de pesos) representa lo asignado por la ONU a 13 de las crisis humanitarias más graves en el mundo, como las que se viven en Sudán del Sur y Haití.
Mientras, los recursos del PRD, PT y Movimiento Ciudadano en conjunto son superiores a la cifra que recibirá la Comisión Nacional de Derecho Humanos (CNDH), de mil 280 millones de pesos, de acuerdo con Presupuesto de Egresos de la Federación 2012.
Por ese motivo nuestro comentario al inicio de esta columna amable lector, este proceso electoral 2012, es sumamente importante para la vida política de nuestro país, porque habremos de demostrar los ciudadanos, si deseamos transitar hacia una democracia real, o seguir jugando a una democracia fingida, cara y obsoleta para el desarrollo y avance de México hacia un mejor futuro, usted tiene la mejor opinión. ¡Hasta la Próxima!
Opiniones y sugerencias:
emilio_m_gomez@hotmail.com
pensamiento.compartido@gmail.com

redaccion

Cuartería consumida por el Fuego

Previous article

Con cinco meses de embarazo es atropellada por taxista fugitivo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas