ColumnistasLic. Emilio M. Gómez

Accidentes de Trabajo

0

Pensamiento Compartido

Emilio M. Gómez

Un tema que nunca pierde vigencia en México, son los accidentes de trabajo, que se dan en las empresas, e instituciones de gobierno, y que muchas veces son la causa de la muerte del trabajador o que permanezcan toda su vida con alguna lesión permanente, que cambie su calidad de vida, y su relación con su entorno y su familia.

La Ley Federal del Trabajo, refiere en su Artículo 474 “Accidente de trabajo es toda lesión orgánica o perturbación funcional, inmediata o posterior, o la muerte, producida repentinamente en ejercicio, o con motivo del trabajo, cualesquiera que sean el lugar y el tiempo en que se preste”. Quedan incluidos en la definición anterior los accidentes que se produzcan al trasladarse el trabajador directamente de su domicilio al lugar del trabajo y de éste a aquél.

Se excluyen los accidentes producidos por fuerza mayor extraña y sin relación alguna con el trabajo, o los producidos intencionalmente por la víctima; y pueden ocurrir por diversas razones: bien porque la gente comete actos incorrectos, o porque los equipos, herramientas, maquinarias o lugares de trabajo no se encuentran en condiciones adecuadas.

El principio de la prevención de los accidentes, señala que todos los accidentes tienen causas que los originan y que se pueden evitar al identificar y controlar las causas que los producen.

Los accidentes del trabajo constituye la base del estudio de la Seguridad Industrial, y lo enfoca desde el punto de vista preventivo, estudiando sus causas (por qué ocurren), sus fuentes (actividades comprometidas en el accidente), sus agentes (medios de trabajo participantes), su tipo (como se producen o se desarrollan los hechos), todo ello con el fin de desarrollar la prevención.

De aquí sale otra definición “Accidente del trabajo es toda lesión que una persona sufra a causa o con ocasión del trabajo y que le produzca incapacidad o muerte (Ley 16.744)”   No existe una clasificación general para los tipos de accidentes que ocurren en los ambientes laborales. Pero en base a las estadísticas, de acuerdo a sus características, los accidentes de trabajo se clasifican según su tipo de acuerdo a sus objetivos.

En base a lo anterior, se puede definir el “accidente” definiendo “que es la forma en que se produce el contacto entre el accidentado y el agente”.

A.- Accidentes en los que el material va hacia al hombre: Por golpe; por atrapamiento; por contacto.

B.- Accidentes en los que el hombre va hacia el material: Por pegar contra; por contacto con; por prendimiento; por caída a nivel (por materiales botados en los pasillos, piso deteriorado, manchas de aceite en el suelo, calzado inapropiado); por caída a desnivel (desde escaleras o andamios); por aprisionamiento.

C.- Accidentes en los que el movimiento relativo es indeterminado: Por sobre esfuerzo; por exposición.   Aunque también puede darse accidentes en tránsito como lo señala la LFT, los cuales se dan en el trayecto directo entre la habitación y el lugar de trabajo y viceversa.

Otros accidentes del trabajo, que también podría considerarse, son los sufridos por dirigentes sindicales a causa o con ocasión de su actividad como tal; o el experimentado por el trabajador enviado al extranjero en casos de sismos o catástrofes; o aquel experimentado por el trabajador enviado a cursos de capacitación ocupacional.

En nuestro país, podemos considerar a los accidentes de trabajo, como una carga económica muy importante en los costos de una empresa, ya que no solamente es la afectación del trabajador, y a veces su larga recuperación; sino también; los costos indirectos que conlleva un evento de esta magnitud, como puede ser el tiempo perdido durante el mismo; el costo no previsto de trasladar al lesionado desde el centro de trabajo hasta el centro de atención médica; el personal que en muchas ocasiones acompañará al lesionado; el incremento en la prima del seguro social para el año siguiente; el impacto psicológico sobre el resto de los trabajadores que participaron del accidente; entre otros.

Por tal motivo, consideramos necesario impartir capacitación a los trabajadores de todo centro laboral, ya que es menos costoso y tiene un impacto menor que los producidos por un accidente de trabajo, y se pueden evitar infinidad de lesiones o en el peor de los casos la muerte.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó hace algunos días, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que cada día mueren en el orbe cerca de seis mil 300 personas como resultado de lesiones o enfermedades relacionadas con el trabajo.

Esto corresponde a más de 2.3 millones de muertes al año, y que cerca de 337 millones de accidentes en el trabajo que terminan en ausencias prolongadas.

En México, los accidentes y enfermedades laborales son un problema que va en aumento. El Instituto Mexicano del Seguro Social señala que los percances motivados por accidente de trabajo se incrementaron de 399 mil 125, a 406 mil 802 casos en 2009 y 2010 respectivamente, porque son las estadísticas actualizadas que tienen el IMSS, para este tipo de siniestros.

Y nuevamente de acuerdo con estas estadísticas, los accidentes de trabajo ocurran en la edad productiva, de los 25 a 29 años; con antigüedad en el puesto de uno a cuatro; es decir, hombres jóvenes en mayor medida; seguidos de los de 30 a 34 años y de 35 a 39 años.

Siendo los puestos de ocupación con mayor riesgo los siguientes: cargadores, trabajadores de tiendas de autoservicio (vendedores, demostradores, de almacenes); operadores de máquinas y herramientas, oficinas, hospitales, hoteles; y en menor grado, los albañiles.

En lo que respecta a este tipo de accidentes, Según esta información, los daños al cuerpo derivados de los accidentes de trabajo, son mayores o con más incidencia en manos y muñecas; así como en tobillos y pies, abdomen, región lumbosacra, columna lumbar y pelvis, en este orden. Dando como resultado  heridas, traumatismos, quemaduras, cuerpos extraños y amputaciones.

En el año 2010 que son los datos actualizados que maneja el IMSS, se reportaron 403 mil 336 casos, es decir que por cada 100 trabajadores, 2.8 se vieron expuestos a uno de estos percances, sin contar los accidentes de trabajo de otros eventos.

Por lo tanto, podemos concluir que los accidentes de trabajo son un problema que se incrementa en México, y cuyas estadísticas no son actualizadas con regularidad por los organismos oficiales, siendo los trabajadores del sector autoservicios los más afectados, frente a otros como los de la construcción, o preparado y servido de alimentos; las manos y muñecas, los tobillos y pies son los que presentan mayor daño en estos percances de trabajo.

Con relación al género de los accidentados, el 62% ha sido en hombres y el 38% en mujeres, con excepción de la industria maquiladora, donde se ha incorporado una gran cantidad de mujeres, y en donde la tasa de incidencia supera a la de los hombres.

De acuerdo a estos datos del IMSS, los accidentes de trabajo ha provocado mil 412 defunciones en el periodo de en un año, lo cual significa que casi un trabajador por cada diez mil, tuvieron un trágico y triste final mientras se ganaban su diario sustento, para mantener a su familia. Un alto porcentaje en relación a otros países, por una deficiente atención y vigilancia de autoridades, empresas y representantes de trabajadores, usted amable lector tiene la mejor opinión. ¡Hasta la Próxima!

Opiniones y sugerencias:

emilio_m_gomez@hotmail.com

pensamiento_compartido@hotmail.com

 

redaccion

implicados agentes de EU en escándalo sexual

Previous article

Cristina Fernández expropia Repsol

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas