ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

Una jugada magistral

0

Prospectiva

  Por JAIME RÍOS OTERO

Hasta  qué punto afectará la intervención del Poder Judicial de Veracruz en la vida interna del PAN y PRD, las buenas relaciones que las dirigencias de esos partidos habían logrado con el PRI, mediante la suscripción del Pacto por México, es algo que apenas se verá en los días por venir. Cancelar la alianza de aquellos partidos con mira a las elecciones veracruzanas, sería el aviso de que el partido en el poder no para en mientes cuando se trata de proteger sus intereses estratégicos electorales.

La insistencia de algunos actores políticos de izquierda y de derecha, que se estuvieron oponiendo a la alianza, visiblemente informaba que el aparato oficial no estaba descansando, operaba con todos los recursos de que dispone para cooptar, zancadillar y nulificar los esfuerzos de sus adversarios, preocupantemente encaminados a arrebatarle el poder.

Las excusas eran la contraposición de ideologías. La supuesta e irreconciliable tendencia que ambas instituciones tienen en sus principios y estrategias de lucha, eran manejadas con la suficiente perfidia, adecuadamente matizadas con teatrales desgarramientos de ropa, por actores con secretos resortes e intereses, cuyas agendas están íntimamente vinculadas al edificio conexo al Parque Juárez.

Pero la verdadera estrategia para acabar con esa naciente coalición estaba siendo apenas plantada en la fértil tierra del Poder Judicial, en lo que seguramente fue considerado por sus operadores como una acción magistral, pero tan abierta y forzada, que en realidad deviene grotesca. Y que a su vez es preludio de los resultados que deben esperarse cuando llegue el momento de las acciones jurisdiccionales, posteriores al día de los comicios y el informe de resultados.

Algo que ayuda a hundir a la izquierda y a la derecha son los oportunistas. Esos opositores a la alianza seguramente carecen de la pureza ideológica que pregonan. Bastaría una revisión a sus cuentas bancarias, a sus propiedades, a las concesiones, plazas y otros privilegios que les son arrimados por el poder, para constatar en qué consisten los efectos de sus oficiosas intervenciones.

Pero bueno, la disputa por el poder es así. No es menor lo que el PRI perdería en el caso de que la alianza fructifique, aun sin reconocimiento oficial, es decir, de facto, como han anunciado sus opositores. Además de la pérdida de posiciones políticas, lo peor sería dejar escapar el control del Congreso, y más aún si éste cae en manos de un culebrón como Miguel Ángel Yunes, que se ha cuidado de manifestar su repudio para los dos últimos gobernadores del Estado.

Pero sí quedan en entredicho, con esta acción legal que echa abajo la alianza, las excelentes relaciones de PAN-PRI-PRD, logradas en el consenso del Pacto por México. El gobernador del Estado asegura que él nada tiene que ver en la decisión de los magistrados. Por desgracia, y aunque en Veracruz hay excelentes juristas que en lo técnico nada le piden a los de cualquier parte del país, y algunos magistrados son ejemplo de ello, el Poder Judicial jarocho ha más que demostrado que tiene un nivel provinciano, carente de autonomía y que es proclive a las indicaciones del Ejecutivo.

Por poner un ejemplo, en el asunto de los twitteros esto fue más que manifiesto. Y si en aquello, que era un mero capricho, los magistrados se sometieron, en esto que implica tanto (o todo), es obvio que están más que prestos a concederlas. Nada les cuesta hacer resoluciones impecables, que para eso son diestros en el manejo de la ley y la lengua.

Basta imaginar cuál sería el escenario con un Congreso opositor, en una de las entidades más endeudadas del país (59 mil millones de pesos, según los mejores y más confiables cálculos), con tantas anomalías en autorizaciones, permisos, concesiones, desvío de recursos con propósitos electorales, ayuntamientos que se caen de pura insolvencia, incumplimientos en contratos, pagos y obras, etcétera.

Antes se tenía la esperanza en el Poder Judicial Federal, pero ¿ahora con esa absolución total que el Trife concedió en la elección federal? Lo cierto es que los niveles de confiabilidad en nuestras instituciones son deprimentes. Ni para donde voltear.

Temas misceláneos

*** Marco Antonio Figueroa Quinto se apresta a participar en las lides políticas. Se incorporará al partido político nacional “Coalición Ciudadana”. Por cierto, este miércoles será agasajado con un desayuno por su reciente jubilación del magisterio, en una reunión a la que convoca su amiga Leonor de la Miyar.

*** A principios de marzo se realizará en Xalapa la reunión del Consejo Masónico Nacional, que es el órgano directivo de la Confederación de Grandes Logias Regulares de los Estados Unidos Mexicanos. El dirigente de la Masonería veracruzana, Luis Alberto García Leyton, prepara todo para recibir a los 30 Grandes Maestros del país, que sesionarán durante tres días en la capital veracruzana.

columnaprospectiva@gmail.com

 

redaccion

Los amparos post Cassez

Previous article

Se inaugura obra plástica de artistas veracruzanos en la Ciudad de México

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas